Feliz cumpleaños, Quentin: Tarantino y diez de sus escenas más recordadas

El director de “Pulp Fiction” y “Django Unchained” está próximo al medio siglo de vida y acá recordamos memorables imágenes en su filmografía

Feliz cumpleaños, Quentin: Tarantino y diez de sus escenas más recordadas

ÁNGEL HUGO PILARES (@angelhugo)
Redacción online

Quentin Tarantino ha explotado (y reinventado) una serie de géneros que, entre venidos a menos y casi olvidados, han sabido regresar a la pantalla grande luego de ser expuestos en el ecran por el director que más sangre derrama en películas ajenas al género de terror. Hoy, a pocos días de que cumpla 50 años, esta es una lista de las escenas más recordadas de las películas de Tarantino en la que hemos omitido aquellos filmes en los que apenas ha colaborado o hecho de guionista. Porque tiene que ser en películas enteramente suyas donde se le disfrute.

HANS LANDA TE VISITA
‘Bastardos sin gloria’
Un nazi llega a un villorio francés perdido en medio de la nada y pide un vaso de leche. La primera escena de “Bastardos sin gloria” nos deja con el corazón en la mano durante cerca de quince minutos mientras el coronel Hans Landa quiebra con calma y sin piedad la poquísima voluntad que le queda a monseiur La Padite, haciendo que este le entregue a la familia Dreyfus, oculta bajo el piso de la sala, casi sin resistencia. No solo es la escena en que Christoph Waltz se presenta como un salvaje villano, sino que hace gala de un carisma de encantador de serpientes que explica la visión que debieron haber tenido los agentes del III Reich.
Mira parte de esta escena

BILL KILLED
‘Kill Bill: Vol. 2’
Si no quedó claro, Tarantino no solo es el tipo que rellena de rojo sangre sus escenas. Su mayor virtud es, sin dudas, el diálogo. Y la muerte de Bill (David Carradine) en una casa es el momento en que el villano a quien apenas y hemos conocido, se entrega al público con un diálogo íntimo que muestra su concepción del mundo: “Clark Kent es cómo Superman nos ve, Clark Kent es la crítica de Superman a la raza humana” para luego morir asesinado por La Novia (Uma Thurman) tras “reconciliarse” con ella. Súmesele La Malagueña cantada por Robert Rodríguez y su banda para acabar la película como si fuera un filme familiar.
Mira parte de la escena

UNA CUARTO DE LIBRA
‘Pulp fiction’
Usualmente las mejores escenas de Tarantino ocurren en lugares cerrados y entre poca gente. En “Pulp fiction” John Travolta y Samuel L. Jackson nos hacen descubrir, dentro de un auto y mientras van a recuperar el maletín de Marsellus Wallace, las pequeñas diferencias entre dos mundos: puedes meterte a un cine en Europa y tomar una cerveza, o llegar a un McDonald’s y pedir una Royal cheese en lugar de una cuarto de libra. Si alguna vez te quedó la duda de si esto era verdad, mira aquí la prueba.
Mira parte de la escena

CONCURSO DE BAILE
‘Pulp fiction’
Al ritmo de Chuck Berry con su “You Never Can Tell” y sin el más mínimo atisbo de diálogo, Uma Thurman y John Travolta tienen el don increíble de movernos en el tiempo y de darnos una lección de baile llena de una extraña sensualidad e inocencia. No es ningún dirty dancing, sino todo lo contrario. Es el inicio de una noche que nadie espera.
Mira la escena

LA OREJA
‘Reservoir Dogs’
La tortura al ritmo de “K-Billy y el Supersonido de los 70” que un brutal Señor Rubio inflige a un policía maniatado en un almacén abandonado es el punto donde el nudo empieza a deshacerse. Al ritmo de una danza macabra, Michael Madsen corta la oreja y en un acto simbólico que demuestra que todo en el universo Tarantino tiene sentido.
Mira la escena

LOS 88 LOCOS
‘Kill Bill: Vol. 1’
Según la película, no eran 88 pero les gustaba llamarse así. Lo cierto es que el derramamiento de sangre de La Novia en Japón es tan exagerado gracias a una no tan novedosa técnica de efectos especiales heredada de las películas de artes marciales: preservativos llenos de sangre de utilería que eran reventados a gusto del director convirtieron esta escena en una de las más tremendas de la filmografía tarantineana. Tanto, que hasta fue necesario ponerla en blanco y negro por partes, como para que nos olvidemos un rato de que ahí se desarrollaba una matanza en la que las víctimas eran una sarta de orientales disfrazados de Kato, el fiel y leal asistente del “Avispón verde”.
Mira parte de la escena

EL DESAYUNO
‘Reservoir Dogs’
Tarantino puede resolver con la intrascendencia. Un diálogo entre mafiosos que planean un golpe establece las premisas sobre las que luego circulará la película. Desde el egoísmo del Señor Rosa (Steve Buscemi), que no deja propina, hasta una interpretación entre antojadiza y dura sobre uno de los éxitos de Madonna. Recién después de esta escena empieza la verdadera trama de la película, pero es imprescindible.
Mira parte de la escena

EL CHOQUE
‘Death proof’
Ver a un desequilibrado Kurt Russell buscando jovencitas a las cuales aplicar una muerte violenta no sería lo mismo sin esta escena narrada en los brevísimos segundos que puede durar un choque de auto. Desde cinco puntos de vista distintos (el de Russel y el de las cuatro ocupantes del otro vehículo), la danza de cuerpos mutilados y fierros retorcidos resulta siendo una expresión estética de lo gore.
Mira la escena aquí

EL CHICO DINAMITA
‘Django Unchained’
Pese a que no es de lo mejor del buen Quentin, la polémica historia del Jamie Foxx afroamericano cazador recompensas tiene un final épico digno de un ‘spaghetti western’, con balazos, explosiones y una historia de amor resuelta en la que el peor parado es el arquetipo del malo servil que encarna Samuel L. Jackson. Y sí, el bueno siempre se queda con la chica.
Mira la escena aquí

MÚSICA EN LA PANTALLA GRANDE
‘Jackie Brown’
En la menos tarantineana de sus películas, Tarantino tiene una escena que lo define como un realizador versátil. No nos referimos a los pies anillados en primer plano de Bridget Fonda o al disparo de Robert De Niro sobre esa dama-fetiche. Eso, con similitudes o diferencias, se puede encontrar en cualquiera de las películas de este director. La escena cumbre de Tarantino es cuando Pam Grier (Jackie) escucha a Los Deftonics junto a Robert Forster. No tiene sangre, ni tiros, ni nada. Solo pura música.
Mira la escena

¿Qué otra escena crees que debería ser incluida en esta lista?