‘Hannibal Lecter’ y la ‘Reina Isabel’ también fueron anfitriones del Óscar

Presentadores de los premios de la Academia caracterizaron a algunos de los personajes más recordados del cine

Imágenes: YouTube

RONNY ISLA ISUIZA (@00ron)
Redacción Online

Uno de los mejores anfitriones de la historia de los premios Óscar, Billy Crystal, apareció alguna vez ante el público y las cámaras encapsulado en una camilla para enfermos mentales, con el cuerpo atado por correas y portando una aterradora máscara que apresaba su mandíbula.

Era marzo de 1992, y el actor emulaba así una de las escenas más recordadas de la célebre película ‘El Silencio de los Inocentes, que al final de la noche se llevó los premios a Mejor película, Mejor actriz (Jodie Foster) y Mejor actor de reparto (Anthony Hopkins).

Crystal apareció en el escenario del Centro Musical del Condado de Los Ángeles (sede la ceremonia en esa época) asistido por dos ‘enfermeros’ vestidos de blanco. Tras quedar despojado de la camilla descendió las escaleras hasta llegar a Hopkins, quien encarnaba el rol del caníbal, con quien bromea sobre a qué miembro de la Academia “cenará” después de la ceremonia.

La curiosa introducción causó furor entre los asistentes que no pararon de reír presenciando el ingreso del actor a escena.

EL TITANIC EN ESCENA
Pero ese no es el único caso memorable en que un imponente personaje del cine toma irrumpe en la gala de los premios Óscar. En 1998, Billy Crystal fue invitado nuevamente a ser maestro de ceremonias y en esta ocasión su ingreso fue más espectacular, pues lo hizo descendiendo nada menos que del alucinante “Titanic”. Aquel año, la película de James Cameron fue la estrella de la noche pues se llevó 11 de los 14 premios a los que fue nominada.

REALEZA AFRICANA
Pero si se trata de personajes, el de Whoopi Goldberg en la gala de 1999 se lleva todas las palmas. La morena apareció en escena totalmente ‘blanqueada’ por el maquillaje usando un extravagante vestido propio de la realeza británica. La recordada ‘Oda Mae Brown’ de la película “Ghost” caracterizaba en ese momento al personaje principal de “Elizabeth”, película favorita para llevarse la estatuilla dorada.

Las risas se desataron en el Dorothy Chandler Pavilion de Los Ángeles tras su aparición y continuaron durante el monólogo inicial de la actriz ganadora del Óscar en 1991 (por “Ghost”), que comenzó diciendo “Buenas noches, yo soy la reina africana” y se burló de ella misma diciendo que también la nominaron “la reina de la moda, pero no sé por qué”. Todo ellos con un exagerado acento inglés.

UN NA’VI EN LOS ÓSCAR
No tan atrás, en el año 2010, Ben Stiller se disfrazó de un miembro de la tribu Na´vi, habitante del planeta Pandora, para presentar el Óscar al mejor maquillaje. Aunque el galardón se lo llevó “Star Trek”, todos se acuerdan más del rostro azulado de Stiller, de sus saltones ojos amarillos, y de su larga cola falsa atorada en una caña de pescar. Comiquísimo.

¿Qué otras extravagancias recuerdas de los animadores y presentadores de los Óscar?