La histórica Kathryn Bigelow: la primera mujer en ganar el Óscar a Mejor directora

Gran vencedora de los premios de la Academia con las 6 estatuillas que se llevó su película “Zona de Miedo”, la cineasta estadounidense fue la gran triunfadora la noche de ayer. ¿Cuál es el currículum de esta ya histórica directora?

La histórica Kathryn Bigelow: la primera mujer en ganar el Óscar a Mejor directora

Los Premios Óscar 2010 tuvieron un sabor especial. No solo porque un filme independiente venció (y de lejos) a la película más taquillera de la historia, lo cual fue descrito por el diario Los Ángeles Times como “David venció a Goliat”, sino porque su directora, Kathryn Bigelow, alzó la estatuilla dorada sobre el final de la ceremonia dejando una huella imborrable: es la primera mujer en ganar el Óscar a Mejor director.

La directora de Zona de Miedo, cineasta, guionista y productora, cuenta en su haber con películas como “Point Break”, “Near Dark” y “K-19 TheWidowmaker” (además de “Zona de Miedo”), un thriller claustrofóbico ambientado en uno de los entornos más dominados por hombres que uno pueda imaginar: un submarino nuclear soviético.

Ya con “Point Break” (1991), protagonizada por Keanu Reeves y Patrick Swayze había tenido buenos comentarios de la crítica y el público. Con “K-19 The Widowmaker” tuvo la oportunidad de dirigir a uno de los actores más reconocidos de Hollywood, Harrison Ford. Otra estrella como Sean Penn también fue dirigida por la cineasta en “El peso del agua”.

Bigelow realizó otros filmes como “Los amantes” (1983), “Acero azul” (1987) y “Días extraños” (1995). Pero es recién con “Zona de miedo” que la cineasta ha logrado sus mayores éxitos, ganando como mejor directora en los premios del Gremio de directores de América, en los premios BAFTA y en los Óscar. Su última película se ha llevado varios galardones en diversos festivales.

ESPERA SER LA PRIMERA DE MUCHAS
Visiblemente emocionada durante la ceremonia de los premios de la Academia, la directora apenas tuvo tiempo para valorar el significado de su Óscar a la mejor dirección. “Espero ser la primera de muchas”, dijo después en el programa especial de la CNN con Larry King.

“Y, por supuesto, me encanta pensar en mí misma simplemente como directora (…) Pero siempre estaré agradecida si logro inspirar a realizadores jóvenes, intrépidos y tenaces, hombres o mujeres, que sientan que lo imposible es posible y nunca se rindan ante un sueño”.

Sobre el escenario, Bigelow estaba nerviosa por el éxito de su película y su reconocimiento como directora. “No hay otra forma de describirlo, es un momento único en la vida”, señaló. Y recordó a sus compañeros nominados: “Potentes cineastas que me han inspirado y a los que he admirado, a algunos de ellos durante décadas”. Entre ellos, el que según todas las quinielas era su gran rival de la noche, su ex marido James Cameron, con quien estuvo casada entre 1989 y 1991.

Durante la carrera por el Óscar, en los días previos a la ceremonia, la realizadora evitó decididamente cualquier comentario sobre su posibilidad de hacer historia, centrándose en su papel como artista más que en su condición de mujer.

“He pasado una buena cantidad de tiempo pensando cuáles son mis cualidades, y creo que son explorar el entorno e impulsarlo”, dijo a la revista “Newsweek”. “No se trata de romper roles ni tradiciones de género”.