Magaly Solier: "Ojalá ganemos el Óscar el domingo"

La protagonista de “La teta asustada” pasa feliz sus primeros días en Hollywood. Aprovechó los pocos minutos libres para recorrer tiendas de Hollywood Boulevard y firmó autógrafos

Por Joaquín Ortiz
Enviado Especial en Los Ángeles

Más allá del lógico cansancio producto de su agitada agenda, por estos días Magaly Solier intenta disfrutar al máximo los breves momentos en que no está parada frente a una cámara o un micrófono respondiendo las preguntas de la prensa. Sin embargo, por más que intente desconectarse lo más posible de la gala del domingo, la emoción de saber que el filme en el que es la protagonista principal podría ser elegido como ganador del Óscar en la categoría Mejor Película Extranjera hace que sienta una gran emoción.

“Cada segundo que pasa siento algo en el estómago. En la mañana me temblaban las piernas mientas estaba en una entrevista y empecé a transpirar, pero estoy tratando de asimilar todo esto” indicó.

“Si bien cuando la película fue nominada no me emocioné mucho porque no sabía si me iban a dar la visa, en este momento ya no puedo ocultar la emoción ni la ansiedad. Por mí pasaría ahorita mismo por la Alfombra Roja”, sostuvo.

Magaly confiesa que Los Ángeles le gusta, pero a la vez la aturde un poco porque es una ciudad demasiado grande y con mucho movimiento. Mientras camina, algunos transeúntes la reconocen y le piden autógrafos. “Yo he visto su película y estoy segura de que van a ganar”, le dice visiblemente emocionada una peruana que vive en Estados Unidos desde hace casi una década.

Magaly le agradece el halago, le firma un cuaderno con mucho cariño y sigue su marcha por el Paseo de la Fama. Al ingresar a una tienda de merchandising de la industria del cine, se enteran de que es la actriz de una película nominada al Óscar y le preguntan si se pueden tomar una foto con ella, pedido al que accede amablemente. Como siempre. Y es que si algo distingue la personalidad de Magaly Solier es su sencillez.

Antes de irse de una enorme tienda de souvenirs, pues el momento de relax se acabó y hay que retomar la agenda de entrevistas, Magaly coge la réplica de una estatuilla dorada y dice: “Ojalá lo ganemos el domingo”. Es un deseo que comparte todo el Perú.