Los momentos más curiosos del Óscar 2012

Un actor disfrazado, una monja, un par de ebrias presentadoras, una actriz bilingüe y dos sensuales animadoras. Todo eso pasó en los ‘acartonados’ Óscar

Los momentos más curiosos del Óscar 2012

MARÍA PÍA BARRIENTOS @pia_barrientos
Redacción Online

Al parecer este año Óscar decidió probar que no es tan acartonado como la gente dice. El longevo hombre dorado del cine tomó algunos riesgos y también fue sorprendido en la gala número 84 de sus premios. Estos son algunos de los momentos que nos dejaron con la boca abierta durante la ceremonia.

1. LA LOCURA DEL DICTADOR
La gente lo sabe, Sacha Baron Cohen ama llamar la atención y probablemente está obsesionado con crear controversia. Esta vez al protagonista de “Borat” no se le ocurrió mejor idea que aparecerse en la fastuosa y muy cucufatona gala del Óscar encarnando al general Alardeen (protagonista del filme “El dictador”). El personaje es una sátira de la figura del fallecido Muamar Gadafi.

Al comediante británico no le bastó llegar a la alfombra roja vistiendo un ecléctico traje militar y desfilar junto a dos bellas mujeres vestidas de soldados. To do muy al estilo Gadafi. Por si fuera poco, el artista llevó una urna que contenía, según él, las cenizas del fallecido líder de Corea del Norte, Kim Jong-Il.

La cosa no termina allí. Cuando el niño bonito de las noticias faranduleras, es decir Ryan Seacrest, se acercó a hablar con el militarizado y supuesto todopoderoso árabe este volcó su tarrito de cenizas sobre su costosísimo traje de diseñador. Aunque trató de disimular su disgusto como todo un ‘gentleman’, fuentes cercanas al muñequito de torta gringo indicaron que no le gustó nada el gesto del actor.

2. UNA MONJA EN EL ÓSCAR
Hoy es una monja, pero hace 55 años fue una de las privilegiadas que besaron a Elvis Presley en pantalla. Delores Hart apareció en una decena de películas en las que hacía gala de su belleza y recatada sensualidad. Luego sintió el llamado de Dios. Hoy, su nombre vuelve a acaparar titulares tras la publicación de “God is bigger than Elvis”, un documental sobre su vida.

La producción estuvo nominada en la categoría Mejor documental corto y aunque no ganó la presea, Delores aprovechó para volver, por un momento y agazapada debajo de un hábito, al mundo que optó por dejar hace más de 5 décadas.

3.UN ‘SECO’ POR EL BUEN MARTIN
El elenco de “Bridesmaids” se unió para presentar tres premios técnicos y la nominadísima al Óscar Melissa McCarthy decidió jugar un poco en pleno escenario. La protagonista de la serie “Mike & Molly” y su compañera de elenco Rose Byrne presentaban juntas uno de los premios cuando, casi al unísono, gritaron ‘Scorsese’. Luego interrumpieron su discurso, sacaron unos frasquitos cargados de algún brebaje alcohólico y procedieron a beberse un trago hasta el fondo. Las actrices pretendían realizar un juego que consistía en tomar un trago cada vez que escucharan el nombre del director.

4.DUELO DE TRASEROS
Normalmente la Academia y la explícita sensualidad no se llevan bien. Sin embargo, esta vez dos de sus presentadoras decidieron calentar un poquito la antena mostrando sus mejores argumentos. Pues mientras presentaban el premio a Mejor maquillaje, a Jennifer López y Cameron Díaz –ambas con raíces latinas– no se les ocurrió mejor idea que mostrar sus traseros.

A pesar del esfuerzo, la ex esposa de Marc Anthony terminó ganando la extraña contienda por nocaut.

5.SANDRA EN ALEMÁN
Sandra Bullock sin duda tiene muchos talentos, pero no sabíamos que el hablar otra lengua era uno de ellos. Pues la actriz mostró su habilidad para los idiomas presentando al ganador a Mejor película extranjera nada más y nada menos que en alemán.

6.EL BESO ENTRE EL GUAPO Y EL PRESENTADOR
Billy Crystal decidió empezar la gala que le tocaba presentar a lo grande. El regreso del comediante al escenario del Óscar hizo que por fin pasáramos algo del mal sabor de boca que a muchos nos dejó el dúo Anne Hathaway- James Franco el año pasado. Con un video el cómico se burló de propios y extraños y empezó con sabor la gala.

Pero una escena fue la que se llevó todos los gestos de sorpresa. George Clooney, satirizando su película “The Descendants”, le dio un beso en la boca a un Billy Crystal que yacía tendido en una camilla. “Stacy, eres una chica muy afortunada: besa muy bien”, le dijo luego el actor a la novia de Clooney.

En el video también apareció Justin Bieber, Melissa McCarthy, entre otros famosos. Además, cada una de las cintas nominadas fue satirizada.

El Óscar no tiene la dosis de locura que cada año ostentan los premios de MTV. Tampoco es la reina de la camaradería y el doble sentido como el Globo de Oro. Sin embargo, tras las críticas que lo tildaron de aburrido y acartonado, este año parece que Óscar desea renovarse y mirar hacia el futuro. Volverse más light, un poquito menos formal y más cercano a su público. Solo el tiempo nos dirá si logrará volver a enamorar a las audiencias.