La nominada al Óscar "Zona de miedo" llega a las salas peruanas este jueves

La cinta dirigida por Kathryn Bigelow ha sido nominada a 9 categorías en los premios Óscar, entre ellas a Mejor película

*Por: José Puga* Aclamada unánimemente por la crítica especializada (la revista “Time” la calificó como “una película casi perfecta” y “The New York Times” la definió como “una de las mejores películas del año”), “Zona de miedo” se erige como una de las favoritas para ganar el "Óscar":http://elcomercio.pe/noticia/408583/claudia-llosa-suena-nominacion-al-oscar-esperanza-lo-ultimo-que-se-pierde no solo a Mejor Película, sino también en otras ocho categorías: Mejor Dirección, Mejor Actor, Guion Original, Montaje, Sonido, Edición de Sonido, Banda Sonora y Dirección de Fotografía. Cada escena de esta película, impulsada por una visceralidad en estado puro que grita en cada plano, ha sido fraguada con una minuciosa y lúcida precisión por Kathryn Bigelow. Ella no deja escenas ni diálogos al azar y se centra, con cada toma con cámara en mano, en los miedos de sus protagonistas, más allá de la fastuosa pirotecnia de las explosiones. Este atribulado punto de vista y su trepidante realismo nacen en gran medida del guion, escrito por el periodista “free lance” Mark Boal, quien vivió en Iraq por varios meses junto con un equipo de expertos en desactivación de bombas. “Esta es la primera película sobre la guerra en Iraq que retrata el punto de vista de los soldados. Queríamos mostrar todas las situaciones por las que pasan y que no ves en CNN. No me refiero a que existe una conspiración ligada a la censura, sino a que las cadenas no tienen periodistas y fotógrafos que estén en estas unidades de élite”, explicó meses atrás Bigelow a “The Hollywood Reporter”. Filmada en los sofocantes desiertos de Jordania y Kuwait, la cinta contó, para dotar de realismo al relato, con decenas de refugiados iraquíes como extras. Ellos fueron fundamentales en la película al ayudar a cultivar la paranoia en la tríada de protagonistas que forman el sargento de primera categoría William James (interpretado con maestría por Jeremy Renner), el sargento J.T. Sanborn (Anthony Mackie) y el especialista Owen Eldrige (Brian Geraghty). La tensión entre los tres protagonistas es lo que añade una alta dosis de magnetismo a la historia: cada uno de ellos interpreta el peligro a su manera. Mientras James enfrenta los potenciales atentados cuerpo a cuerpo (muchas veces sin la protección del traje antibomba), Sanborn es más precavido y Eldrige es algo temeroso. Son estas diferencias las que marcan el desarrollo de las relaciones entre los personajes, quienes para sobrevivir deben lograr entenderse. ¿Pero es esta película un largometraje belicista que apoya de manera indirecta la bravuconería militar yanqui en el Tercer Mundo? “Solo un loco creería que esta película es partidaria de la guerra (...) Más bien creo que muestra el horror de la guerra y su futilidad. Se nos condiciona a creer que el cine antibelicista solo puede ser aquel que incluye un personaje que grita proclamas como “¡Odio esta guerra!”. Yo odio esas películas”, señaló Bigelow, quien continúa siendo partidaria de la administración del presidente Obama. Más allá de la importancia de sus postulaciones al Óscar, “Zona de miedo” es una película de marca mayor que amalgama con sapiencia el drama y la acción. Una cinta que no se puede perder.

Tags relacionados

estreno

Zona de miedo