Pasión por la destrucción: 10 películas de acción que la rompieron este año

El 2013 fue un buen año para los fanáticos de la adrenalina en el cine. Aquí conozca las mejores cintas del género estrenadas en nuestro país

RODRIGO BEDOYA FORNO @zodiac1210
Redacción Online

El 2013 ha sido un buen año en lo que a la acción se refiere. Ha habido de todo: desde la espectacularidad de los motores y las carreras hasta ‘thrillers’ secos y vibrantes, pasando por aventuras épicas que podían ocurrir ya sea en la época medieval como en un futuro lleno de robots. Sí, el cine de acción ha estado potente este año. Aquí un repaso.

1. JACK, EL CAZAGIGANTES

Si uno ve ‘El Hobbit: la desolación de Smaug’, notará que su evidente espectacularidad es un poco lastrada por su solemnidad, por esa sensación impostada de que todo lo que estamos viendo es trascendente. Todo lo contrario ocurre con esta película, basado en dos cuentos de hadas ingleses, en el que la épica está asumida con todo el sentido del humor posible. Una aventura plena, para disfrutar de cabo a rabo.

2.JACK REACHER

Tom Cruise lo hizo de nuevo: en su rol de productor, creó una cinta hecha para su lucimiento, pero que resulta más interesante que la mitad del cine estrenado este año. Este ‘thriller’ tenso, con algunos excelentes momentos (como el inicio, en el que un hombre comienza a disparar a unas personas en la calle), resultó una excelente manera de comenzar el año cinematográfico.

3. LA CAÍDA DE LA CASA BLANCA

Muchas veces, cuando una premisa resulta inverosímil en el papel, lo mejor que uno puede hacer es justamente aprovechar lo absurdo de todo y llevarlo a un extremo. Eso hace esta película, con Jamie Foxx y Channing Tatum, en la que una milicia se mete a la Casa Blanca y toma el control del lugar. El filme, en sus mejores momentos, coquetea con la comedia sin ningún tipo de rubor. Y eso la potencia.

4. EN LA OSCURIDAD: STAR TREK

Para aquellos a los que el mundo de ‘Star Trek’ nos es absolutamente indiferente, nada mejor que haya venido J. J. Abrams a reinventarlo y hacer una película veloz, que no para, y en lo que menos importa es la mitología de la serie. Felizmente para nosotros, los no iniciados en el mundo ‘trekie’.

5. DJANGO SIN CADENAS

Sí, Tarantino no tiene pierde. El cineasta estadounidense más importante de los últimos años se sacó el clavo y dirigió su por tanto tiempo soñado ‘spaghetti western’. El resultado es una cinta potente, con algunos momentos notables, y con ese sabor tan especial que tan solo el buen western puede dejar.

6. EL EJECUTOR
Sylvester Stallone nunca muere. Los años se notan en su rostro, que cada vez se ve más raro, pero él sabe sacar provecho de eso. En este policial lo vemos como un viejo asesino a sueldo que debe lidiar con unos policías corruptos. Estamos ante un policía barato y sucio, como los que ya no se hacen. Y en eso radica justamente su encanto.

7. GUERRA MUNDIAL Z

Otro productor/actor que sabe lo que hace es Brad Pitt. Aquí, adapta una famosa novela sobre invasión zombie y va creando una película cambiante, que comienza como una aventura apocalíptica y termina como un ‘thriller’ seco. Se sabe que la película tuvo que ser refilmada y reeditada y, como pocas veces ocurre cuando se cambia mucho una cinta, esta vez salió bien.

8. EL ÚLTIMO DESAFÍO

Arnold Schwarzenegger tenía que volver. Y vaya que lo hizo: esta aventura sobre un sheriff que tiene que sacar de su pueblo a unos narcotraficantes es uno de los puntos altos del año. La cinta es dirigida de Kim Ji-woon, cineasta coreano responsable de dos joyas de la acción de los últimos diez años: ‘Bittersweet Life’ y ‘I Saw the Devil’, dos cintas dementes y deliciosamente violentas. De la mezcla de él y de ‘Arnie’ solo podía venir lo mejor.

9. RÁPIDOS Y FURIOSOS 6

Desde que Vin Diesel asumió la producción de esta saga, las cosas no pudieron salir mejor. Y el pico es, sin duda, esta película, que tiene la mejor escena del año. Perdón, tiene las dos mejores escenas del año, y lo mejor es que están una tras de otra. El momento con el tanque en la carretera solo es superado por la persecución en el aeropuerto, en donde el montaje hace que la acción se dilate a más no poder. Pura y genuina emoción.

10. TITANES DEL PACÍFICO

Solo Guillermo del Toro podía tomar una historia de robots y hacerla una batalla épica, poderosa y creativa. Se nota que el cineasta mexicano ama el material que tiene a la mano y crea emoción pura, como en ese momento de los robots peleando en el cielo, con la luna de fondo. De las grandes películas del año.

¿Cuál de estas películas viste? ¿Cuál te gustó más?