Peter Jackson: del cine sangriento a "El Hobbit: la desolación de Smaug"

Antes de dirigir “El señor de los anillos” y la nueva trilogía basada en la obra de J.R.R. Tolkien, el neozelandés hizo algunas películas de culto en las que la violencia y la comedia mandaban

Peter Jackson: del cine sangriento a "El Hobbit: la desolación de Smaug"

Peter Jackson es ahora conocido por ser uno de los directores más respetados de Hollywood. Adaptar a Tolkien, hacer una de las trilogías más importantes de los últimos años y tratar de repetir la fórmula con otro libro del mismo autor sin duda generan respeto. Pero antes de “El señor de los anillos”, el director de “El hobbit: la desolación de Smaug” tuvo una época en la que hacía el cine más asqueroso posible. Un cine mugriento (hecho en su Nueva Zelanda natal), que se basaba en vómitos, destripes y evisceraciones varias. Un cine barato, hecho a pura pasión. Un cine para divertirse como loco.

Esta es la etapa menos conocida del cine de Jackson. Y, para muchos, la mejor: aquella en que hacía películas ‘splatter’: cintas de terror cuya gracia, justamente, se centra en mostrar la mayor violencia posible. Tres son las películas que pertenecen a este estilo. Son, en serio, imperdibles.

Mal gusto (1987)

Créalo: el hombre que trajo al cine la Tierra Media también filmó, en su primera película, una cinta en la que extraterrestres vienen a la Tierra con la intención de hacer de los humanos hamburguesas. Y la película es tan alucinante como la premisa: decapitaciones, muertes absurdas y asquerosidades varias se juntan en el filme, hecho por Jackson con sus amigos (muchos de los cuales ni cobraron), filmando los fines de semana y con las máscaras de los extraterrestres siendo horneadas en el horno de la mamá del cineasta. Un momento épico: aquel en el que el propio Jackson, poseído por un extraterrestre, come el vómito de los otros aliens. Eso es amor por el cine.

Mira el tráiler aquí

Mira la escena del vómito aquí (ojo: la escena puede herir susceptibilidades)

Braindead (1992)

Si “Mal gusto” se hizo con 25 mil dólares, pues imagínese lo que la mente febril de Jackson puede hacer con 3 millones. Ese fue el presupuesto de esta cinta, en la que un mono-rata (un bicho alucinante, de verdad) muerde a una señora y la convierte en una zombie hambriento de sangre. El festín de sangre que es la cinta resulta, de verdad, alucinante. En su momento no fue un éxito, pero ahora el filme tiene estatus de culto. Y bien merecido se lo tiene.

Mira la película completa aquí

Muertos de miedo (1996)

Pocos conocen esta película de terror sobre un arquitecto que, tras el asesinato de su esposa, comienza a poder ver fantasmas. Primero, usa su habilidad para estafar gente, pero pronto deberá involucrarse más con sus poderes cuando el espíritu de un malvado asesino en serie regrese del infierno a seguir cobrando vida. Mezcla de comedia y terror, la película fue el debut de Jackson en Hollywood y una de las última películas en las que actuó Michael J. Fox.

Mira el tráiler aquí

Sí, el hombre detrás de “El señor de los anillos” y “El hobbit” tuvo un pasado sangriento. Y ojalá que ese sea, también, su futuro.