Director del primer filme peruano en 3D cuenta detalles de su obra

“Lars y el misterio del portal” es dirigida por Eduardo Schuldt, de “Piratas en el Callao”, “Dragones, destino de fuego” y “El delfín: la historia de un soñador”

Tráiler de \"Lars y el misterio del portal\"

RODRIGO BEDOYA FORNO

El 3D está en todos lados. Para algunos, no ha marcado mayor diferencia en el cine. Para otros, es una nueva posibilidad de espectáculo. Una posibilidad que llega al Perú con el estreno de “Lars y el Misterio del Portal”, el más reciente filme de animación de Eduardo Schuldt, que se estrena el próximo 6 de octubre.

Schuldt tenía listo el proyecto desde hace más o menos dos años y medio, aunque la historia estaba en su mente desde mucho antes. “Cuando tenía 14 años ya imaginaba parte de la idea”, señala el cineasta, quien con 39 años ha dirigido los filmes “Piratas en el Callao”, “Dragones, destino de fuego” y “El delfín: la historia de un soñador”.

Pero, a diferencia de las películas mencionadas, si hay algo que caracteriza a “Lars…” es que es un filme de acción. “Es una película simple y divertida, con mucha acción, a diferencia de los otros filmes que he hecho, que son mucho más pausados, casi educativos”, cuenta el director, quien también comenta que el proyecto ha tomado su tiempo debido a que se ha usado tecnología de animación nueva.

“Por ejemplo, la ropa de los personajes se mueve de forma dinámica. Y, además, por el 3D hemos tenido que hacer dos películas completas: una para el ojo izquierdo y otra para el ojo derecho, con el mismo sistema que cualquier superproducción estadounidense”, aclara. Esa superposición de las dos imágenes proyectadas es la que permite crear la sensación de relieve que tiene el 3D.

SIN ABUSAR
La tercera dimensión, como toda herramienta, te da una serie de posibilidades narrativas interesantes. “Esta tecnología es una nueva herramienta para narrar: si quieres hacer sentir que un personaje está deprimido, le quitas profundidad; si quieres hacer escenas alegres o de acción, le amplías la profundidad”, explica el director, quien justamente sintió como un reto el hecho de encontrar una manera de no abusar de esa herramienta. “Hay cintas que tienen, durante todo su metraje, el mismo nivel de 3D, por lo que te olvidas de que estás viendo un filme con esa característica”, añade.

Es por eso que el director decidió escalonar el uso de la tecnología. “Nosotros bajamos la intensidad del 3D y, dependiendo de la escena, la subimos, de tal manera que no agote”, apunta Eduardo Schuldt, quien al principio no sabía si la película iba a ser trabajada con esa herramienta. “Pero como el proceso demoró tanto, hace más o menos un año tomamos la decisión de hacerla en 3D”, comenta.

Otro reto es que debido a la acción que tiene la película, esto implica un mayor presupuesto. “Las tomas son más rápidas, los escenarios tienen que ser más grandes, la animación es más complicada. Uno se puede demorar en un minuto de acción lo que te demoras con diez minutos de conversación”, confiesa el director, quien considera que él hace las películas que le gusta ver. “Una película de animación es comedia y acción. Antes quizá no habíamos podido hacer tanto eso por el presupuesto, pero ahora sí”, apunta.

El 6 de octubre, “Lars y el misterio del portal” llegará en 3D, una tecnología que no se había usado en nuestro país. “Rodencia, el diente de la princesa” y “Los ilusionautas” (esta última, del mismo Schuldt, a estrenarse el 26 de enero) son las siguientes cintas nacionales que usarán esa herramienta. Que la fiesta del 3D comience.

LA TRAMA
Niños, fantasía y acción
“Lars y el misterio del portal” cuenta la historia de Lars, un chico de 12 años que llega a su nuevo colegio, donde conocerá a nuevos amigos. Pero nunca se imaginó que , en ese nuevo lugar, encontraría un misterioso portal que lo llevará a vivir experiencias inimaginables y se enfrentará a poderosos enemigos para salvar al mundo.