"Sherlock Holmes: juego de sombras" se estrena este jueves en Lima

Otra vez bajo la batuta de Guy Ritchie, Robert Downey Jr. Vuelve a encarnar al fascinante personaje de Conan Doyle

RODRIGO BEDOYA FORNO

¿Cómo hacer para actualizar a un personaje salido de la literatura inglesa de finales del siglo XIX? Fácil: volverlo un héroe de acción. Así nace ‘Sherlock Holmes: juego de sombras’, que veremos desde este jueves: hacer un personaje con la misma inteligencia y capacidad de deducción que en los libros, pero que también pueda pelear, saltar y hacer mil acrobacias dignas de Bruce Willis.

¿Qué caracteriza a Sherlock Holmes? Pues su capacidad para, sentado en su cómodo sofá con su pipa, sacar qué ha hecho una persona a partir de detalles que nadie nota, como la suciedad en los zapatos. Holmes es un intelectual, alguien que basa su poder en la velocidad de su mente y no en la fuerza de sus músculos.

Pues muy poco de eso tiene el personaje que veremos en pantalla. La capacidad de deducción a partir de detalles aparentemente insignificantes se mantiene, pero a eso se le suma una gran fuerza física. Este Holmes no tiene problemas en meterse en los callejones más oscuros de Londres y pelearse con matones, o enfrentarse a todo un comando de militares en un tren a punta de pistola. El personaje corre, golpea, escapa y salta con una facilidad que Jean-Claude Van Damme envidiaría.

Bien lo dice Guy Ritchie, director de la cinta: “Uno de los aspectos más importantes del primer filme era alejarnos de la antigua imagen del personaje que, me imagino, mucha gente conserva. Al apropiarnos de la creación original de Arthur Conan Doyle, buscábamos reflejar el aspecto físico del personaje y unirlo a su inteligencia y perspicacia”.

Y para hacer eso, ¿quién mejor que Robert Downey Jr.? “Adoro trabajar con Guy, es un proceso de gran colaboración y además él tiene un excelente sentido del humor que juega un enorme papel. En este filme estuvo muy presente la idea de redescubrir a Sherlock Holmes desde cero. Deseábamos conservar esa sensación de diversión, pero con un toque de seriedad”, afirma el actor.

En “Sherlock Holmes: juego de sombras”, Holmes y el doctor Watson se enfrentarán a los malvados planes del doctor James Moriarty, alguien con la misma inteligencia de Holmes. Ambos son dos caras de la misma moneda. Y su enfrentamiento incluirá viajes por Francia, Suiza y Alemania, con mil y un peligros encima. Para Jared Harris, actor que da vida a Moriarty, su personaje es indiscutiblemente el primer supervillano de la literatura moderna: “Es bastante intimidante. Tiene que actuar para justificar la gran opinión que tiene Sherlock Holmes de él en términos del nivel de la amenaza que representa. Uno debe creer que es igual de listo, quizá más listo que Holmes”.

La cinta cuenta con Noomi Rapace, quien interpretó a Lisbeth Salander en las adaptaciones suecas de la saga literaria “Millenium” en Hollywood.

Sherlock Holmes vuelve. Pero ya está advertido: este Holmes, con mucho músculo y menos seso, está hecho para los tiempos modernos.