Todas las chicas de Batman

Kim Basinger, Michelle Pfeiffer, Nicole Kidman, Uma Thurman, Alicia Silverstone, Katie Holmes y Anne Hathaway han acompañado al caballero oscuro

Todas las chicas de Batman

ANGEL HUGO PILARES (@angelhugo)
Redacción online

Durante su periplo por Ciudad Gótica, Batman se ha encontrado mujeres con el curioso don de ser dama en peligro, enemiga mortal o ambas cosas. Todas han caído ante el encanto de Bruce Wayne o el misterio del hombre con máscara. ¿Con cuál te quedas?

1. KIM BASINGER
La chica de “Nueve semanas y media” era la damisela en peligro por excelencia. Bella como pocas y deseada por muchos, Kim tuvo que ser la manzana de la discordia en ese mortal triángulo amoroso que protagonizó junto a Batman y el Guasón en la primera película de Tim Burton. Hacía de Vicki Bale, una periodista que era acosada por el villano, seducida por el tipo millonario y que buscaba desesperadamente la atención del cruzado encapotado. Cuenta la leyenda que se la pasó debatiendo con los protagonistas si debía quitarse el vestido en una escena en la que Bruce Wayne y el payaso del crimen se enfrentaban. “¿Qué forma hay más rápida de parar una pelea que sacarse el vestido? Quiero hacerlo. Quiero sacarme el vestido”, les dijo. Jack Nicholson estuvo de acuerdo, pero Michael Keaton no, y al final le dieron la razón al que hacía de millonario. De lo que nos perdimos.

2. MICHELLE PFEIFFER
La Gatúbela de antaño (la de la película de 1966) es una belleza vintage que aún hace babear cincuentones. Lee Meriwether era una Miss América que hablaba exagerando las erres y que no mostraba más piel de la necesaria. Todo lo contrario a la de Michelle Pfeiffer, que no necesitaba drogas para que Batman (y todos los mortales) babeemos por ella. Enfundada en un fetichista traje de látex, la Gatúbela de “Batman Returns” era el ejemplo perfecto de la femme fatale: llevaba un látigo, garras y un traje cosido a mano que le quedaba perfecto y se convirtió, tal vez, en la belleza más seductora de comienzos de los 90. Pero también era una villana formidable que aprovechaba sus encantos para liquidar a sus rivales y protagonizó uno de los ¿besos? más recordados de la historia del cine. Era el paquete completo.

3. NICOLE KIDMAN
La más bella entre las bellas se llamaba Chase Meridian y era una sicóloga criminal que analiza a un atribulado Bruce Wayne pero se enamora de Batman. Ella, en tanto, nos enamora a todos nosotros con vestidos que delatan sus formas y una actitud no tan cándida. Sin embargo, sus esfuerzos no parecen llegar a buen puerto: hasta usa la batiseñal para atraer a Batman y recibirlo con un impresionante vestido negro. Nada, hasta el final, parece indicar que el romance fuera a culminar como debiera. Y ahí fue que todos envidiamos al aburrido Val Kilmer.

4. UMA THURMAN
Sensual y salvaje. Como un paseo por la selva, Uma Thurman es de lo poco que se salvó de “Batman & Robin” al hacer el papel de una villana seductora que consigue tener a sus pies al dúo dinámico a punta de feromonas, pero a la que nadie puede besar sin riesgo de muerte. Manipuladora como pocas y una feminista imparable, tuvo que ser derrotada por la bella Batichica, la única que podía resistirse a sus encantos.

5. ALICIA SILVERSTONE
Si cuando la vimos en el video de “Crazy” de Aerosmith caímos presos de su sensualidad, en el traje de Batichica demuestra que verla hacer acrobacias enfundada en látex puede ser turbador. De su personaje conviene no hablar mucho, porque es tan olvidable como la película, busquen sus escenas y pónganlas sin audio.

6. KATIE HOLMES
La ex de Tom Cruise es un personaje de armas tomar: una asistente de fiscal que se pasa la película “Batman Begins” tratando de que Bruce Wayne retome el sendero. Rachel Dowes tiene sonrisa perfecta y no se roba el protagonismo, con lo que resulta siendo una comparsa perfecta para Christian Bale. Su reemplazo, Maggie Gyllenhaal, es casi un calco, pero no tan bella.

7. ANNE HATHAWAY
La Gatúbela que tenía Christopher Nolan en la cabeza debe ser como nos la presentan los tráiler. Una dama de belleza arrebatadora que habla a susurros a tu oído, hasta que se pone un traje ajustado, sube en una moto y empuña una pistola. Ahí, seguro que te metes en problemas. Hay que verla.