Asientos colapsan en pleno desfile de la semana de la moda de París

Personalidades de la alta costura se vieron obligados a presenciar la pasada de pie, incluida Salma Hayek

La glamorosa y de prolija organización Semana de la Moda de París tuvo un serio inconveniente, durante el desfile de la colección primavera/verano 2012 de la casa Balenciaga, el último jueves.

En las primeras filas de espectadores, donde generalmente se ubican las personalidades más importantes del mundo de la moda, los asientos empezaron a romperse, súbitamente.

Así, los influyentes críticos de moda de la revista Elle, Kate Lanphear, y del The New York Times, Eric Wilson, acabaron en el suelo. En adelante, el desfile continuó con todos los espectadores de pie, incluidos la directora creativa y la editora de la revista Vogue, Grace Coddington y Anna Wintour, respectivamente; la actriz y cantante Charlotte Gainsbourg; y la también actriz Catherine Deneuve. Incluso la mexicana Salma Hayek, que estaba con su esposo el magnate Francois-Henri Pinault, tuvo que ver el desfile parada, a pesar de llevar una venda en el tobillo.

Más allá de la embarazosa situación, la colección ha sido bien recibida por la crítica.