¿Cómo lucirá el “Cuy mágico” que llevará Magaly Solier a los Óscar?

El vestido que la actriz más exitosa del país llevará puesto en la gala del Óscar es una incógnita, pero su diseñadora dio algunos adelantos

Además de aspirar al premio de mejor película extranjera, “La teta asustada” de Claudia Llosa se lucirá en una de las galas más importantes de la industria del cine mundial. Y uno de los mayores secretos para este domingo es el vestido que lucirá Magaly Solier cuando recorra la alfombra roja del Teatro Kodak junto a las más grandes y famosas estrellas de Hollywood.

Y es que, pese a los inconvenientes, la actriz huantina estará este domingo en la ceremonia, aunque no ha querido dar detalles del vestuario que tiene preparado. “Es un ‘Cuy mágico’”, ha dicho con la sonrisa risueña que la caracteriza, pero lo cierto es que viajará con más de 15 vestuarios para su estancia.

Así lo dio a conocer su diseñadora personal, Lucía Cuba, a elcomercio.pe. “*Está llevando más de 15 tenidas* entre los vestuarios de diario, el traje de la gala principal y las ruedas de prensa, los cócteles y otra serie de eventos”.

DISEÑOS A CUATRO MANOS
Cuba, de amplia experiencia en el mundo de la moda, contó que el diseño se llevó a cabo de manera conjunta entre Magaly y ella, pero que las decisiones finales siempre las tenía la actriz. “Ella tiene muy definido qué tipo de modelos le gustan, lo cual facilita en muchas circunstancias a encontrar un modelo más exacto”, contó la diseñadora, destacando la especial inclinación de la Solier por “sentirse bien”.

“A diferencia de cualquier otra persona con la que yo haya podido trabajar, *Magaly prioriza mucho su comodidad por encima de cualquier otra cosa*”.

También contó que el proceso de creación del diseño fue bastante rápido pues la noticia de la nominación se dio a conocer recién a inicios de febrero, pero *se usaron las preferencias de la actriz con materiales como “el dril, la popelina, sedas y gasas, además de una paleta de colores en particular y los modelos que a Magaly le gustan más*”.

Consultada sobre si el vestido de la gala tiene una propuesta conservadora o más bien audaz, la diseñadora prefirió no adelantar demasiado, aunque se atrevió bromear al respecto. “Eso tendrán que esperar al domingo, será como Björk en el 2001”.