Carlos Álvarez se pone serio: será policía en filme "El buen Pedro"

Nueva cinta de Sandro Ventura nos mete en el sórdido mundo de un criminal. Miguel Torres-Böhl, Roger del Águila y Natalia Salas protagonizan el filme, hecho con cámara de fotos

Carlos Álvarez se pone serio: será policía en filme "El buen Pedro"

Lima, la horrible. Las luces de neón de los night clubs invaden la calle. Las chicas se pasean, una tras otra, esperando arreglar con algún cliente. Un cliente que puede ser Pedro. Y, si es él, mala suerte para la chica. Porque Pedro es un asesino. Un asesino al que busca Gabriel, un policía turbio, con una vida sórdida. Y que también tiene un jefe turbio. Un jefe al que da vida Carlos Álvarez.

Si uno ve al famoso cómico, está acostumbrado a reír, a divertirse con sus imitaciones. Nunca nadie lo imaginaría sufriendo, ni mostrando un costado más serio y sombrío. Pues llegó la hora de sacarse el estereotipo de la cabeza. Porque Álvarez ha hecho drama. Lo ha hecho en ‘El buen Pedro’, ‘thriller’ de Sandro Ventura que está siendo filmado en estos momentos.

Esta es la primera incursión de Álvarez en el cine. Una incursión que el propio cómico no esperaba. “El proyecto se ha presentado así de sorpresa, y estoy muy contento y agradecido”, confiesa el actor, que da algunos detalles sobre su personaje: “Es un tipo sin escrúpulos, muy poco pegado a la ley, que quiere arreglar las cosas de una manera oscura y turbia”.

Para Álvarez, la experiencia de salir del humor político fue muy gratificante y adrenalínica, como bien señala. “Sandro me ha dado la oportunidad de probar una faceta en la que probablemente tendré mis fallas, pero que he intentado hacer de la mejor manera, y ojalá que al público le guste”, afirma el actor.

Para Ventura, fue también un reto hacer que Álvarez entre a un molde dramático. “Si yo le ponía un bigote muy grotesco, pues se iba a parecer a uno de los personajes que imita, y nadie se lo iba a tomar en serio. Pero estoy muy contento y tranquilo porque ha hecho el rol dentro de los códigos dramáticos”, apunta el cineasta.

MUNDO SÓRDIDO
“El buen Pedro” es una casualidad en la carrera de Sandro Ventura. Después de “Talk Show” (2006), su ópera prima, el director tenía asegurado casi todo para una siguiente comedia, que finalmente se cayó. Pero, en ese proceso, decidió escribir la historia de un asesino en serie. “Siempre he tenido esa fijación por saber qué hace el vecino. Cuando se ve en televisión que un hombre asesina a su esposa, siempre está la vecina que dice que fue un buen tipo. Esa dualidad me interesaba”, señala el director, que quería mostrar la cotidianidad del asesino. “Quería retratar su monotonía: para él, la vida es su trabajo, cocinar, comer y matar”, explica Ventura.

Ese es el buen Pedro (Miguel Torres-Böhl). Un tipo como cualquiera, de día; un frío asesino en la noche. El que le sigue los pasos es Gabriel, un policía sufrido. “Estoy feliz porque es un drama algo diferente, y me permite explorar otras cosas que no podía hacer en comedia”, cuenta Roger del Águila, quien hace de este personaje atormentado por Ángela, una prostituta que es su pareja y que no deja que ni siquiera la toque.

“El personaje me gustó porque te muestra su lado más personal”, explica Natalia Salas, a quien vemos en la serie “Al fondo hay sitio”, pero que con el papel afronta nuevos retos. “Ha sido difícil, porque Ángela es una chica que tiene una carga muy fuerte por dentro. Y yo tengo mucha energía, pero aquí he tenido que opacarme, interiorizar muchas cosas y entender un universo que felizmente me es muy ajeno”, comenta.

“El buen Pedro” es un proyecto distinto. Un ‘thriller’ sombrío, sórdido, metido en el mundo de la prostitución, como lo muestran las luces de neón que revientan la noche limeña. Una Lima filmada con cámaras fotográficas. “Eso nos ha permitido filmar alguna escena con luz de la vela. Además, la cámara de fotos, por su tamaño, te permite ponerla donde quieras”, explica Ventura, que utiliza las cámara para filmar esa Lima sórdida y oscura, como lo demuestran las luces de neón que invitan al night club donde Ángela espera a sus clientes. Y en el que, sin saberlo, Pedro está acechando.

“El buen Pedro” busca mostrarnos un mundo oscuro, sórdido, de personajes atormentados y peligrosos. Una apuesta osada que quiere conquistar al público. El próximo año veremos si lo consigue.