El cigarrillo fue el peor enemigo de Cerati, según especialista que lo atenderá

El neurólogo Ramón Leiguarda, presidente de una prestigiosa clínica de Argentina, dijo que solo queda “cuidarlo y esperar a ver cómo evoluciona”

El cigarrillo fue el peor enemigo de Cerati, según especialista que lo atenderá

Algo que todos conocíamos de Gustavo Cerati era su debilidad por el cigarrillo. El talentoso músico y ex líder de la legendaria banda argentina Soda Stereo era un fumador compulsivo.

Este es un tema a destacar para el neurólogo Ramón Leiguarda, presidente de la clínica Fleni, quien resaltó que la condición de fumador del músico era “muy perjudicial” para su salud, según afirmó a una radio argentina.

Cerati sufrió la madrugada del domingo una isquemia cerebrovascular, de acuerdo con el parte médico oficial, después de ofrecer un concierto en la capital venezolana.

FUMADOR COMPULSIVO
Leiguarda remarcó que Cerati era un compulsivo fumador y opinó que “el cigarrillo es un factor de riesgo muy alto” para este tipo de afecciones.

“El cigarrillo es lo más perjudicial, uno de los factores de riesgo vasculares más importantes junto con la hipertensión, la diabetes, la obesidad y el colesterol elevado”, agregó.

El neurólogo viajará a Venezuela para asistir al cantante, quien ayer fue operado de urgencia y hoy continuaba alojado en una sala de terapia intensiva, conectado a un respirador artificial y bajo un estado de coma inducido.

VIAJARÁ A CARACAS PARA ASISTIRLO
Confirmó que viajará a Caracas “entre hoy y mañana, o a más tardar el viernes. Hay que cuidarlo, observarlo. Ahora está en terapia intensiva. Hay que esperar que la presión dentro del cráneo sea la adecuada, que el cerebro esté recibiendo la cantidad de sangre que necesita, que la presión arterial sea la adecuada, que esté respirando bien para que el cerebro se recupere más rápido”.

En ese sentido, adelantó que su evolución dependerá “de cómo lo tolere él, cómo compense el cerebro sano el daño que ha recibido. Es a largo plazo”.

Asimismo, destacó que los especialistas venezolanos hicieron un trabajo y que su labor “fue impecable”.