Green Day aterrizó en Broadway con el musical de "American Idiot"

La obra relata la historia de tres buenos amigos que abandonan una aburrida ciudad periférica estadounidense con consecuencias fatales

(AP)

Algo así nunca había sucedido en Broadway: jeans rotos, dedos del medio levantados de forma provocadora, pelo engominado… El punk-rock de Green Day y su álbum “American Idiot” llegó en la noche del martes a los escenarios donde habitualmente suenan temas de Disney como “El rey león”. “No quiero ser un ‘American Idiot’/una nación controlada por los medios/la edad de la información de la histeria”, rezan sus letras.

No solo para la premiere en el St James Theater se agotaron las entradas, sino que ni siquiera quedaron plazas libres para los ensayos, que comenzaron a finales de marzo. El público celebró con un estrepitoso aplauso el enérgico y arrollador espectáculo del director Michael Mayer, que saltó a la fama con su éxito “Spring Awakening”, una versión rock inspirada en la pieza homónima de Frank Wedekind que ganó ocho Tonys.

“Los 13 temas de ‘American Idiot’ contienen un completo viaje emocional. La voz del espectáculo es Green Day”, dice Mayer en una entrevista. Escribió el “storyline” junto con Billie Joe Armstrong, de Green Day: en 95 minutos sin pausa y con poco texto hablado, el musical habla de tres buenos amigos que abandonan una aburrida ciudad periférica estadounidense con consecuencias fatales.

Johnny, que se llama a sí mismo “Jesús de los suburbios”, acaba aterrizando en las manos de un traficante de drogas. Su creciente patriotismo le cuesta a Tunny una pierna durante una operación militar por su país. Y Will no logra ni levantarse del sofá cuando su novia le dice que está embarazada.

EL PERDIDO SUEÑO AMERICANO
“Siempre nos pareció que debía haber una versión para las tablas, porque realmente la teníamos en la cabeza. Y Michael ha mantenido lo esencial del álbum”, dijo Armstrong en una entrevista con MTV.com. “Mientras escribíamos ‘American Idiot’ intentábamos extraer un sentido político del caos. Intentábamos encontrar algo en lo que poder creer. Se trata de gente que se pierde y trata de encontrar su camino.”

El álbum de los californianos Armstrong, Mike Dirnt y el batería Tree Coll dio en el clavo. En aquel 2004, en plena era Bush, los jóvenes chicos de los barrios periféricos se preguntaban dónde estaba el prometido sueño americano entre tanto miedo al terrorismo, guerra de Irak y sobredosis mediática.

Temas como “Boulevard of Broken Dreams”, “Jesus of Suburbia” o “Give Me Novacaine” metían el dedo en la llaga. Sonaban a amargura y desilusión. Y el disco se vendió a millones. Green Day ganó varios Grammys, entre ellos el de Álbum del Año.

Los roqueros-punk se ven a sí mismos en la tradición de las óperas rock como “The Wall”, the Pink Floyd, o “Quadrophenia”, de The Who. A finales de 1960 llegó a los escenarios “Hair”, el musical de los niños del amor libre, los experimentos con drogas y la crítica a la Guerra de Vietnam.


Tags relacionados

American Idiot

musical

Green Day