Juan Carlos Tafur y Willian Luna protagonizaron un penoso altercado

El cantante cristiano le envió una carta notarial al periodista para que se disculpe por haberlo ofendido

(YouTube)

El polémico encuentro que protagonizaron el pasado Jueves Santo en radio Capital, el periodista Juan Carlos Tafur y el cantante Willian Luna culminó en una carta notarial que el cantante cristiano le envió al hombre de prensa.

Cabe recordar que Luna acudió a las instalaciones de Capital para hablar sobre su última producción musical con composiciones cristianas llamada “Refugio”, pero la que se creía iba a ser una entrevista alturada dio otro rumbo. Luna acusó a Tafur de tratarlo despectivamente por ser cristiano y se retiró de la cabina radial. El periodista no se quedó callado y expresó con un estilo bastante polémico, su disconformidad.

“El señor cree que lo ofendo si no lo saludo, quiere que me pare y le haga una reverencia, piña por él. Para información del invitado soy sicólogo clínico, entonces, sé cuál es su afección y que no lo disimule con un tema religioso. Dice que soy neurótico. Es cierto, nunca lo he negado. Este señor se creerá Dios. Hay que recomendarle un psiquiatra, está alucinado, cree que todos debemos creer en Dios. Seguro le meto una cachetada y pone la otra mejilla”, sostuvo Tafur en el mencionado encuentro radial.

En tanto, en conversación con elcomercio.pe, Luna lamentó la actitud de Tafur, y aclaró que quien iba a entrevistarlo, en un principio, era Mónica Delta.

“Me dijeron que la persona que me iba a entrevistar era la señora Mónica y el tema que se iba a tratar era sobre mi última producción, “Refugio”, por eso me sorprendió ver al señor Tafur listo para entrevistarme. El tema es que no esperé que me ofendiera de la forma como lo hizo, por ello le envié una carta notarial, para que se disculpe públicamente”, comentó Luna en conversación con elcomercio.pe.

ESTABA NERVIOSO Y DOLIDO
El cantante que se hizo conocido por sus composiciones de música latinoamericana, lamentó el hecho y justificó la reacción del periodista como propia de una persona nerviosa y dolida.

“El señor estaba nervioso, dolido, pero es normal… Le mandé una carta notarial y si no la responde, no pienso hacer nada más, que quede en su consciencia. A mí personalmente me importa un pepino que sea ateo (Tafur) o de alguna religión. No pretendo convencerlo de que cambie de religión, estamos en un país en el que se respeta a las personas y a sus creencias”, concluyó.