Katy Perry culpa de sus kilos de más a la comida chatarra

Algunos medios internacionales señalaban que estaba embarazada. Sin embargo, la cantante confesó su debilidad

Katy Perry culpa de sus kilos de más a la comida chatarra

En su última aparición pública Katy Perry lució con algunos kilos de más. A raíz de ello, muchos medios empezaron a especular con un posible embarazo de la cantante pop. Nada más alejado de la realidad, su aumento de tallas responde a una de sus más grandes debilidades: la comida chatarra.

“Me gustan las hamburguesas y los tacos y si quieren hacer de eso un embarazo, es problema de ustedes”, comentó Perry en declaraciones difundidas por Europa Press.

Como se sabe, la cantante es una fanática de la comida chatarra y en muchas oportunidades se le ha visto en restaurantes comiendo papas fritas, hamburguesas, etc. “Trato de no comer seguido estas cosas, pero a veces no puedo evitarlo”, dijo.

Asimismo, negó que por ahora esté pensando en tener un hijo. “Todavía me encanta beber alcohol, así que niños todavía no”.