León Gieco y sus 60 años de rockero rugido

El conocido creador de “Solo le pido a Dios” cumple seis décadas invadiendo su Argentina natal y toda América Latina de su particular estilo. Aquí su historia

León Gieco y sus 60 años de rockero rugido

“Solo le pido a Dios que la guerra no me sea indiferente” dice la letra de una de sus más emblemáticas canciones, y es que el público latinoamericano no ha sido para nada indiferente a la importante trayectoria de Raúl Alberto Antonio Gieco, conocido en el mundo musical como León Gieco, quien este 20 de noviembre cumple 60 años de edad.

LOS COMIENZOS DEL LEÓN
Nació el 20 de noviembre de 1951 en Cañada Rosquín, al norte de la provincia de Santa Fe, Argentina. Con seis décadas de vida, Gieco es uno de los más completos artistas argentinos, pues no solo compone e interpreta, sino también fusiona el género folclórico con el rock, creando letras y melodías cargadas de connotaciones sociales y políticas en favor de los derechos humanos y la solidaridad con los marginados.

Su incursión en la música fue a los 8 años, cuando decide participar en los actos escolares. Luego formaría su primer grupo, “Los Nocheros”, dedicado a la música folclórica. Al mismo tiempo, empieza a tocar en la banda de rock “Los Moscos”, e interpreta temas famosos de los Beatles y los Rolling Stones.

Después de esta experiencia se traslada a Buenos Aires, donde Litto Nebbia y Gustavo Santaolalla le brindan la oportunidad de ser telonero de importantes artistas.

TOCANDO CONCIENCIAS A TRAVÉS DE LA MÚSICA
Su amistad con el galardonado Gustavo Santaolalla da como fruto su primer disco en 1973, grabado de manera independiente y con mucha repercusión. Su canción principal es “En el país de la libertad”.

En 1976 se junta con Raúl Porchetto, Charly García, Nito Mestre y María Rosa Yorio, y forman Porsuigieco, agrupación con la que produce un disco homónimo.

Su carrera como solista seguía en ascenso. Gieco recorre Argentina y gran parte de Sudamérica. Sin embargo, la dictadura en la que vivía el pueblo argentino censura algunas de sus canciones, aún así logra sacar adelante una de sus más famosos temas. “Solo le pido a Dios”.

Continúa leyendo la nota en nuestro blog Huellas Digitales