Leslie Shaw: dominó las pasarelas y hoy enfrenta al monstruo de Viña

Un repaso a la corta pero ascendente carrera de la representante peruana en el festival de Viña del Mar

Leslie Shaw: dominó las pasarelas y hoy enfrenta al monstruo de Viña

JOAQUÍN ORTIZ RIVAROLA
Redacción Online

La afición de Leslie Shaw por el canto comenzó, literalmente, como un inocente juego de niños. Entonces tenía 5 años y se reunía con sus amigos para cantar y bailar frente a los papás de la ‘collera’ del barrio en actuaciones que eran registradas en video para el archivo de recuerdos de la familia. “Mi hermana mayor también canta y en esa época me enseñaba, ensayábamos juntas temas de The Cranberries, Thalía y Christina y los Subterráneos”, recuerda Leslie, con nostalgia, en declaraciones desde Viña del Mar para elcomercio.pe.

Siete años más tarde, el canto dejaría de ser solo una afición para convertirse en un trabajo. Leslie, en ese entonces alumna del colegio Carmelitas, se sumó a la banda de su hermana para cantar covers en almuerzos y fiestas en el Círculo Militar y, posteriormente, fue contratada para cantar durante una temporada en el casino del hotel Los Delfines.

En paralelo a esas presentaciones en el casino, Leslie, ya con 16 años, asume el desafío de concursar en el programa “Superstar”, un ‘reality’ que buscaba nuevos talentos en el canto y en el que ocuparía el segundo lugar. Sus cualidades artísticas le servirían para ser contratada para hacer ‘jingles’ y su belleza le abriría la posibilidad de entrar al mundo del modelaje. Es así que una foto en la portada de una conocida revista de automovilismo sería el impulso final para una prometedora carrera en las pasarelas. Llegarían entonces las sesiones de fotos y los comerciales de televisión.

En el 2008, Leslie Shaw se suma a Glow, grupo pop peruano con el que grabó un disco y realizó una sola presentación. “Me di cuenta de que quería algo más propio, ser yo la que tomara las decisiones y cantar lo que yo quisiera”, cuenta para explicar su salida de la agrupación. Es ahí que, junto con su productor Francisco Murias, comienza a dar vida a lo que es su carrera en solitario.

Leslie debutó como solista en la discoteca Vocé en el 2009 y un año después sacó a la venta su primer álbum, “Destrozado y Sin Control”, un trabajo con claras influencias de Pink y Paramore, entre otros. Al mismo tiempo, inició una relación sentimental con el futbolista Miguel Cevasco de quien se separó tiempo después jurando no volver a enamorarse de un jugador de fútbol y, sobre todo, consolidó su carrera como modelo.

Pero Leslie Shaw tenía bien en claro que lo suyo era el canto y que el modelaje era apenas una actividad más. No en vano diría “soy una cantante que modela, no una modelo que canta”, en una entrevista a la revista Somos a fines del 2009.

Hoy, poco más de un año después de su debut como solista, con nueva pareja (el futbolista Martín Hidalgo) y tras un rápido ascenso en el mundo de la música, la también modelo del programa “Very Verano” es la representante peruana en Viña del Mar, donde su belleza ha robado grandes elogios de la prensa –que la ha bautizado como la ‘chica bonita’- y ha logrado obtener un buen puntaje en su debut donde derrochó sensualidad en la siempre difícil Quinta Vergara.

“Me sentí satisfecha con mi desempeño, me divertí, fui yo, y lo que más me gustó es ver la cara de sorpresa de los jueces”, dice Leslie. Esta noche nuestra compatriota tendrá su prueba de fuego e intentará clasificar a la gran final del famoso festival. La Gaviota bien podría ser el mejor regalo para festejar, este domingo, su cumpleaños número 22.