Luis Miguel celebró 30 años de carrera en concierto

El cantante mexicano inauguró La Arena de México frente a casi 20 mil personas. Los dueños consideran que es uno de los recintos más modernos de México

Luis Miguel celebró 30 años de carrera en concierto

Luis Miguel ofreció una magna presentación para inaugurar la Arena Ciudad de México, ocasión que representó el primer concierto del cantante fuera del Auditorio Nacional en los últimos años.

El intérprete destacó por la larga temporada de conciertos que solía ofrecer casi anualmente en el coloso de Reforma, en donde logró reunir a más de un millón de personas a lo largo de dos décadas, hazaña por la cual incluso el Auditorio Nacional le otorgó un reconocimiento en 2011. Pero en este 2012, y para celebrar 30 años de trayectoria artística, “El Sol” aceptó la invitación de los socios del nuevo recinto, encabezados por Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas, y fungió como padrino de honor.

Ante unas 19.000 personas, entre las que se encontraba el candidato al Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Angel Mancera, Luis Miguel hizo gala de lo mejor de su repertorio en la primera de dos noches programadas en la mencionada arena. En la velada del sábado se escucharon temas como “Te propongo esta noche”, “Suave”, y los celebrados boleros “Por debajo de la mesa”, “Bésame mucho”, “La gloria eres tú” y “Somos novios”.

“¡Muy buenas noches, Ciudad de México! ¡Qué placer tan enorme y qué público tan maravilloso hay esta noche!”, expresó el intérprete de 41 años ante sus eufóricas seguidoras, que celebraron cada una de sus palabras y movimientos. Luis Miguel deleitó a su público con otros éxitos, como “La última noche”, “Amor, amor, amor”, “Come Fly With Me”, “Palabra de honor”, “Entrégate” y “La incondicional”.

Aunque Luis Miguel es conocido por cuidar cada detalle de su espectáculo, su concierto transcurrió con algunas fallas técnicas, entre ellas el apagón de la pantalla central de la arena, que de acuerdo con Salinas Pliego, es “la más grande del mundo”.

La Arena Ciudad de México, cuya construcción inició hace cuatro años, arrancó operaciones sin estar completamente terminada. Los pasillos, las instalaciones eléctricas y los baños mostraban las carencias que aún tiene el lugar.