¿Plagio o coincidencia? Cinco parecidos asombrosos entre canciones

Una similitud entre temas de The Strokes y Maná trajo al recuerdo esas infaltables veces en las que un artista lanza un trabajo muy parecido al de un colega

¿Plagio o coincidencia? Cinco parecidos asombrosos entre canciones

MELVYN ARCE RUIZ
Redacción Online

La divulgación de la esperada nueva canción de The Strokes se convirtió en el chiste de la semana cuando los agudos oídos de los internautas nacionales descubrieron un notable parecido entre este y el clásico “Muelle de San Blas” de Maná. El hecho de que una banda como la de Julian Casablancas haya buscado inspiración en la no pocas veces vapuleada agrupación mexicana fue motivo de más de un mordaz comentario. Por aquí aprovechamos el revuelo para recordar cinco casos parecidos, donde el plagio y la coincidencia se confuden en un mismo horizonte.

1. THE SACADOS VS. COLDPLAY VS. PETER ALLEN
Escucha el audio AQUÍ

En el año 2011, cuando Coldplay lanzó “Every TearDrop Is a Waterfall” como primer sencillo de “Mylo Xyloto”, a los argentinos de The Sacados (sí, los mismos de Hablándole a la pared y Más de lo que te imaginas) se les dio por clamar su indignación en todos los medios argentinos al considerar que se les había robado descaradamente el intro de Ritmo de la noche, uno de sus tantos himnos discotequeros. Más sorprendidos quedaron ellos cuando los de Coldplay confirmaron que el tema no era original y que se habían inspirado en otro artista. ¿The Sacados? No, Peter Allen y Adrienne Anderson, que crearon en la década de 1970 el tema “I Go To Rio”. Pero allí no queda la cosa con los Coldplay, años antes Joe Satriani los acusó de plagiar “If I could fly” en el tema “Viva la vida”, mientras que los internautas detectaron un extraño parecido entre esa misma canción con el main theme de Mario Bros y la canción J’en Ai Marre de la Vie de la francesa Alizee.

2. THE VERVE VS. THE ROLLING STONES
Escucha el audio AQUÍ

Si la generación de los noventa tuviera que elegir diez canciones del rock en inglés que marcaron esa época, indudablemente Bitter Sweet Sweet Symphony de The Verve estaría en la lista. Y seguramente esta mención sería más especial debido al largo litigio del que fue blanco. En 1997, el mismo año en el que fue lanzada al mercado, Allen Klein, el mánager de los Rolling Stones, demandó al grupo por copiar la versión Wall of Sound de “The Last Time”, que apareció en 1966 en el disco “The Rolling Stones Songbook – The Andrew Oldham Orchestra”. ¿En qué quedó el caso? El fallo judicial jugó a favor de Klein y obligó a The Verve a ceder el 100% de las ganancias de la canción originaria. Lo que es más, ahora en el CD “Urban Hymns” de The Verve se aprecia en los créditos de “The Bitter Sweet Symphony” los nombres “Ashcroft/Jagger-Richards”; aunque curiosamente “The Last Time” fue una creación de Brian Jones. Ah, eso sí, Richard Ashcroft, ex líder de The Verve, sigue tocando la canción en sus shows en vivo.

3. MICHAEL JACKSON VS. MANU DIBANGO Y COMO YAPA RIHANNA
Escucha el audio AQUÍ

En los años ochenta, Michael Jackson se metió en tremendo lío por derechos de autor. La canción “Wanna Be Starting Something” de su famosísimo “Thriller” fue sindicada como plagio por el camerunés Manu Dibango. La queja de este último era el uso del “beat” de su tema “Soul Makossa” sin autorización. Tras mucho tiempo en litigio, Jackson llegó a un acuerdo económico con su demandante; sin embargo, en el año 2009 todo se reinició porque Dibango dijo que Jackson le había dado la autorización a la cantante Rihanna para usar el polémico beat en Don’t stop the music. ¿Qué pasó? Tras la muerte de Michael Jackson la demanda seguía sin resolverse, entonces Rihanna optó por comprar los derechos totales del “beat” por una cantidad económica desconocida. En mayo del 2010, la cantante publicó en su web que solo permitía la utilización de la base en la música de Michael Jackson y en la suya propia.

4. THE BEACH BOYS VS. CHUCK BERRY
Escucha el audio AQUÍ

En 1963, The Beach Boys pusieron en venta “Surfin’ USA”, el disco que dispararía su fama. La canción del mismo nombre se convertiría rápidamente en un hit y, en cuanto esto ocurrió, un sorprendido y ya legendario Chuck Berry salió a reclamar autoría al ver que en los créditos solo figuraba Brian Wilson. En efecto, el músico y su banda debieron reconocer que el tema usaba el riff de Sweet Little Sixteen, publicada casi diez años antes de su tema. Así que finalmente, la banda de surf rock le dio los créditos correspondientes al mítico guitarrista y compartió con él las respectivas regalías.

5. PANDA VS. GREEN DAY
Escucha el audio AQUÍ

Y cerramos este repaso con un escándalo con base en América Latina. Los mexicanos de Panda, que fueron en la primera década del 2000 muy populares entre los adolescentes, se vieron envueltos en un gran problema en el año 2005, cuando a revista mexicana “R&R” denunció que las canciones del grupo, principalmente las que pertenecían a su álbum “Para ti con desprecio”, eran casi traducciones de temas de grupos anglófonos como “My Chemical Romance”, “Fall Out Boy”, “Sum 41” y “Green Day”. Estos últimos rescataron lo publicado en el citado medio e iniciaron una demanda contra la banda por los temas “Dry Ice” y “At the Library”. El juicio concluyó a favor de Green Day, por lo que los mexicanos debieron pagar una multa ascendente a más 944 mil dólares, además de la absoluta perdida de su credibilidad musical.