Serenata por 477 años de Lima tuvo caballos de paso y música peruana

La Plaza de Armas fue escenario de un espectáculo de luz y color con polcas, valses y pasacalles de enmascarados

En medio de aplausos y bailes colectivos de centenares de limeños, al ritmo del carnaval de sikuris y el grupo La Sarita, culminó la Gran Serenata por el 477 Aniversario de la fundación de Lima, realizada en la Plaza de Armas.

La Sarita y el grupo de sikuris contagiaron al público limeño con la fuerza de la música andina, fusionada con instrumentos urbanos que reflejaron el mestizaje propio de los pobladores de la capital peruana.

Previamente, un grupo de danzantes de tijeras asombró a los miles de espectadores con sus audacias y entrega al baile convertido en ritual.

Posteriormente, la reconocida cantante folclórica, Amanda Portales, deleitó al público con sus canciones, acompañada por un marco musical de instrumentos de viento.

La denominada “Fiesta a Lima” también contó con la participación de la intérprete criolla, Cecilia Barraza, quien al ritmo de conocidas canciones como “José Antonio”, de Chabuca Granda, consiguió ovaciones del público limeño.

LA MARCHA DE LOS CABALLOS DE PASO
El espectáculo cultural se inició a las 19:15 horas con polcas, valses y festejos, presentados por el Ballet Folclórico Municipal de Lima, para continuar luego con la marcha de caballos de paso peruanos por el perímetro de la Plaza de Armas que, sin duda, fue uno de los principales atractivos de la celebración.

Pasacalles de personajes enmascarados que reflejan las tradiciones peruanas plasmadas por el artista arequipeño, Jorge Vinatea, fueron el intermedio entre los bailes iniciales y el espectáculo de caballos de paso.

La Fiesta de Lima, creada y dirigida por Miguel Rubio, director de Yuyachkani, también convocó a la banda de la Municipalidad de Lima, que estuvo acompañada por decenas de músicos, cantantes y bailarines de distintos géneros peruanos y de España, como el flamenco.

El orden y la tranquilidad en la Plaza de Armas estuvo garantizado por agentes de Serenazgo, la Policía Nacional, seguridad privada y Defensa Civil, además de personal médico atento a cualquier eventualidad durante la Gran Serenata a Lima.

Lima fue fundada por Francisco Pizarro el 18 de enero de 1535 con el nombre de Ciudad de los Reyes, sobre los terrenos del curaca Taulichusco. Fue la capital del Virreinato del Perú y la ciudad más importante de América del Sur durante la época colonial.

CONFÍAN EN GESTIÓN DE VILLARÁN
Danzantes de tijeras también se suman a la celebración para el asombro de los espectadores, quienes observan atentamente las destrezas de estos hombres que han logrado convertir la danza en todo un ritual.

“Está muy bonito por los bailarines y los caballos de paso peruanos. Me quedaré hasta que acabe. He venido desde San Juan de Lurigancho y deseo apreciar toda la festividad”, señaló Rosa Palomeque, quien se encuentra en primera fila con sus dos hijas y una sobrina.

De la misma manera, Nelly Silva, limeña del distrito de Breña, se mostró contenta con el espectáculo cultural y musical que, según destacó, por primera vez incluye la participación de caballos peruanos de paso.

Ellas también opinaron sobre la gestión municipal de Susana Villarán y afirmaron que aún tienen confianza en que hará buenas obras para Lima, aunque pidieron mayores esfuerzos en seguridad y transporte público.

La Gran Serenata a Lima comenzó con bailes típicos de Lima y con pasacalles de enmascarados de la tradición del artista arequipeño Jorge Vinatea.

Este espectáculo culminará con la participación de grupos musicales, entre ellos La Sarita, que presentará un carnaval de música y expresiones artísticas de diferentes partes del país.