¿Son estos los once peores videos del rock peruano?

Un sabroso repaso por los invalorables y olvidables clips que el rock peruano supo alumbrar desde sus inicios. El debate está abierto

Los Dudó en una olvidable performance ochentera.

Wilson A. Agustín

Mas alla de sus cualidades sonoras y estéticas y de su paso por los sospechosos ránkings radiales, la siguiente relación busca establecer, con cierto ánimo didáctico, algunos de los invalorables y olvidables traspiés en los que incurrió el audiovisual peruano.

Claro que, como toda lista, está sujeta a subjetividades y abierta a acoger todo tipo de generosos aportes.

1. Dudó – Da da da
Antes de Percy Céspesdes, el verdadero gurú de los clips fue sin duda Juan Carlos Ferrando, quien otorgó a su estilo su colorido ímpetu de fantasmagóricos cromas y galácticos efectos made in Miami. Sin embargo, este video no sería nada sin la participación delirante de los músicos componentes de la banda. ¿Con qué derecho atacan ahora la Tigresa o a Wendy Sulca?

2. Los Mojarras – Ruidos en la ciudad
Aunque en su mejor momento, la banda de El Agustino, liderada por Hernán René Condori, Cachuca, registró dos de los más notables clips de los 90s: Nostalgia Provinciana y Mi Barrio; hay que reconocer hidalgamente que en su afán de mostrarse urbanos, callejeros y decadentes, también metieron olímpicamente la pata. La idea de parafrasear el video de los Stones (“Love is strong”, 1994) con un Cachuca gigante por el Centro Cívico y el Estadio Nacional, no era mala, pero ya la mosca tipo mototaxi era demasiado.

3. Dolores Delirio – Carmen
Con este video no hay roche, porque hasta los mismos Dolores reniegan de él. ¿Qué habrá sido? ¿Se habrán robado un filtro de la cámara, se quemó algún foco? Lo cierto es que la tersura visual que logran en este caso es tan mala que se echa abajo al tema insigna con el que se dio a conocer la banda más importante de la escena wave del Perú. Como dato anecdótico hay que recordar, que más alla de presentar imágenes del que fuera su guitarrista Jeffrey Parra, el video ofrece la faceta histriónica de la señorita Gaby García Hildebrandt, salvo error u omisión.

4. Río – No me cabe duda
Así como los grupos de huayno o cumbia escogen el Parque de las Leyendas o el Parque del amor como locaciones de sus clips, la Royal Institution Orchestra (su nombre real), creyó conveniente escoger de fondo un globo aerostático. La gracia data de las épocas en que Río habia demostrado que lejos de poseer un estilo propio y definido, su orientación era remedar a bandas de moda como Prisioneros (“Al norte de América”), Vilma Palma (“Me estoy quemando”) o a los Auténticos Decadentes (“Bella Luna”).

5. Sangre Púrpura – Travesti
Aquí si estamos ante un gran problema, porque no se sabe qué cosa es peor, el video de noticiero que sería la delicia de cualquier unidad del serenazgo, el baile por llamar de algún modo las preocupantes contorsiones del cantante André Da Ross, o acaso, la letra, que pasa del cuchi cuchi, al po popo po po con una facilidad espeluznante.

6. Arena Hash – A ese infierno no voy a volver
¿Quién dice que las Boys Bands no existen en el Perú? De tanto abusar del croma sobre el cual debían payasear, ya sea en blanco (“El rey de ah ah ah”) o en negro (“Y es que sucede así”), a los Arenas se les acabaron las ideas y en varios instantes de esta grabación ensayan algunas coreografías de las que sobran comentarios. La idea original de estos tres videos parte de la fórmula empleada en 1990 por el “Canción Animal” de Soda Stereo, salvo que en el caso peruano se apostó por la reiteración y el conformismo.

7. Trama – Un ovni en mi jardin
Aunque el video no está mal, los disfuerzos a lo Soda con el que se mandan Luciano Figallo (Luis Salazar Figallo), Felipe Gastelumendi y Polo Cox, le hicieron merecedores del apelativo, maloso por cierto, de Chola Stereo. Felizmente, Luciano y Felipe habrian de reivindicarse en una banda posterior llamada Los Perros, con el que siguen dando la hora en Barranco y alrededores.

8. Del Pueblo… del Barrio – Escalera al infierno
Versión espuria de la original registrada por Del Pueblo en 1984 dentro de su ópera “Posesiva de mi”. Una faccion disidente del grupo, liderada por Ricardo Silva, fundó en 1986 una variante de la banda, firmó con CBS discos de ese entonces y gracias a Canal 9, hoy ATV, saca un video que no debería ser la versión definitiva de aquella gran canción. Nótese a los primeros breakers de Lima aportando coreografía a esta entrega de callejon ochentero.

9. Pax – Exterminio
Una clásico de la época en la que Canal 9 probara señal antes de iniciar sus transmisiones a las tres de la tarde. Banda conformada por los rezagos de la escena sesentera como Pico Ego Aguirre y la hornada altamente influencia por la cultura del cover como Julio Caipo. Un poco abusiva la inclusión en esta lista de esta pieza, maestra para su época (1984), pero que ha envejecido terriblemente.

10. Cardenales – Radio Sintonízame
Nadie se explica cómo es que una banda oscura acabó haciendo un tema tan bizarro justo en el preciso momento en el que fichaba para una disquera oficial como Virrey. El video grabado en la misma locación utilizada por Julie Freundt para su “Saca las manos” (Castillo de Carlos Enrique Melgar en Punta Negra), incluso fue causa de un violento debate entre los redactores y críticos de la notable revista de rock Caleta y los músicos de esta banda, que carentes de toda correa la emprendían contra cuanto ser humano osase descalificar tan magna obra.

11. Leusemia- Sed de sed
Para una banda como Leusemia, que hizo de la precariedad su sobrevivencia, y el minimalismo su bandera e insignia, un video tan bien hecho como que no encajaba en una predica por largos años virulenta. De todos modos, pese a los refinamientos, el clip ofrece una de las mejores etapas del grupo cuando aún la presencia de Luis Sanguinetti y Kimba Vilis era representativa en la imagen y actitud de los LZM. Amen de ello, debe ser una de las mejores letras firmadas por Daniel F.