A 91 se elevó la cifra de muertos por el tornado en Oklahoma

Médicos forenses confirmaron que hasta ahora se han contado 20 niños fallecidos, cifra que podría aumentar por la destrucción de una escuela

A 91 se elevó la cifra de muertos por el tornado en Oklahoma

Un fuerte tornado que afectó ayer Oklahoma City, capital del estado norteamericano del mismo nombre, dejó al menos 91 muertos, informó la emisora CNN, citando a médicos forenses.

Entre los muertos hay unos 20 niños de una escuela que quedó totalmente destruida. Además, la cifra de fallecidos podría aumentar, ya que bajo los escombros de la escuela en el suburbio de Moore podrían estar sepultados una indeterminada cantidad de niños.

CNN en un inicio había reportado 51 muertos pero Amy Elliott, de la oficina forense estatal, dijo en una entrevista que se encontraron otras 40 personas fallecidas entre los escombros de oficinas y dos centros educativos.

La televisión mostró imágenes de las fuerzas de rescate que buscaban sobrevivientes removiendo los escombros con las manos desnudas.

El tornado dejó en los alrededores de Oklahoma City una estela de devastación de más de tres kilómetros de ancho.

La Escuela Elemental Plaza Tower quedó totalmente destruida, indicó CNN. Los primeros reportes de los medios indicaban que una gran cantidad de niños pudieron ser rescatados.

La emisora mostró imágenes de una destrucción total. “Cientos de casas quedaron arrasadas hasta los cimientos”, indicó CNN.

Otra escuela también resultó afectada por el tornado, así como un centro médico, que estaba siendo evacuado, dijo la portavoz de la clínica, Kelly Wells, al diario “Daily Oklahoman”.

El fenómeno había sido pronosticado por los meteorólogos, pero sólo hubo una advertencia previa de ocho minutos antes del paso del tornado.

APOYO DEL GOBIERNO
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le prometió a la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, respaldo de Washington.

El gobierno federal otorgará toda la ayuda necesaria, dijo el mandatario a Fallin en una conversación telefónica, según informó la Casa Blanca.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema) envió un primer equipo de ayuda para respaldar a las autoridades en Oklahoma. Además, están disponibles personal y medios a ayuda adicionales, en caso necesario.

Imágenes aéreas mostraban una amplia área de casas y empresas literalmente arrasadas y coches apilados en montañas como si fueran de juguete.

DEVASTADOR TORNADO
De acuerdo con las primeras estimaciones, el tornado alcanzó la categoría EF-4 de la escala Fujita mejorada, la segunda más grave que, con vientos de entre 267 y 322 kilómetros por hora, causa “daños extremos” incluso en estructuras de hormigón.

“Resulta bastante devastador”, comentó el congresista Tom Cole, procedente del afectado suburbio de Moore, en la televisión.

El tornado alcanzó la zona justo antes de las 15:00 (20:00 GMT). Toda la zona permanecía en alerta por la posibilidad de que se registren nuevos tornados. El servicio nacional meteorológico advirtió de que las probabilidades de nuevos tornados eran “altas”.

“Esto no ha acabado todavía”, alertó William Bunting, del Centro de Predicciones meteorológicas en Norman, Oklahoma, en declaraciones a CNN. “Desgraciadamente, se han cumplido nuestros principales temores”, agregó.

Al menos dos personas murieron el domingo, cuando varios tornados devastaron zona de Oklahoma y otros estados norteamericanos.