Un adolescente fue el causante del incendio más grande y mortal de Israel

El menor, cuya identidad no se ha revelado, reconoció que dejó sin apagar una brasa en el Monte Carmel, donde se originó el siniestro. El fuego se cobró la vida de 41 personas

Un adolescente fue el causante del incendio más grande y mortal de Israel

Un adolescente de 14 años admitió hoy a la policía israelí que había provocado involuntariamente el incendio que durante cuatro días asoló el norte de Israel, que costó la vida a 41 personas y ha sido el mayor de la historia del Estado judío.

El adolescente, cuya identidad no se ha revelado y de quien lo único que precisó la policía es que reside en la región del siniestro, reconoció que dejó sin apagar una brasa que prendió rápidamente en el Monte Carmel, donde se originó el siniestro.

El joven dijo que había estado fumando en el lugar y que pese a darse cuenta de que las llamas se avivaban se fue corriendo al colegio sin avisar a nadie de la gravedad de la situación.

Tras el testimonio del adolescente, las autoridades israelíes dejaron en libertad a dos jóvenes drusos que permanecían detenidos tras sospecharse que habían sido los causantes de la catástrofe.

41 MUERTOS Y 17 MIL EVACUADOS
El incendio se inició el jueves y hasta esta mañana el cuerpo de bomberos y las unidades militares que hicieron frente a las llamas no han declarado prácticamente extinguidos los últimos focos.

Además de causar 41 muertos, el fuego ha obligado a evacuar de sus hogares a 17.000 personas, y ha puesto sobre el tapete la falta de preparación logística y de respuesta por parte de Israel ante una situación de emergencia de semejantes características.

El fuego ha arrasado 5.000 hectáreas de gran valor ecológico, con cinco millones de árboles, según datos del Fondo Nacional Judío.

El Gobierno español ha colaborado con cuatro hidroaviones y otro aparato con equipo y material de ayuda que han operado desde la base aérea de Tel Nof, en el norte israelí.