Ahmadineyad extraña a Lula y no quiere a Dilma

El mandatario iraní considera que las relaciones con el país sudamericano se empeoraron bajo el gobierno de Rousseff

Ahmadineyad extraña a Lula y no quiere a Dilma

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, echa de menos al ex mandatario de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y considera que las relaciones con el país sudamericano se empeoraron bajo el gobierno de Dilma Rousseff, afirmó uno de los principales asesores del líder iraní.

“La presidenta brasileña golpeó todo lo que Lula había hecho. Ella destruyó años de buenas relaciones”, afirmó el portavoz personal de Ahmadineyad y jefe de la agencia de noticias estatal Irna, Ali Akbar Javanfekr, en una entrevista telefónica al diario brasileño “Folha de Sao Paulo” publica hoy.

“Lula hace mucha falta”, agregó Javanfekr, en declaraciones que van en el rumbo contrario de las formuladas por el embajador de Irán en Brasil, Mohsen Shaterzadeh, quien la semana pasada negó tajantemente cualquier deterioro en las relaciones entre Teherán y Brasilia tras la toma de posesión de Rousseff, en enero de 2011.

“Observamos la política externa de la presidenta Dilma como continuidad de la política de Lula… No creemos que haya cambios en la relación entre Brasil e Irán”, aseveró Shaterzadeh, quien agregó que Ahmadineyad planea realizar en breve una visita a Brasilia.

“En un futuro cercano, ustedes escucharán hablar y tendrán noticias sobre la visita del presidente Ahmadineyad a Brasil”, agregó el embajador, quien se prepara para regresar a Teherán, después de comandar por tres años y medio la representación diplomática de su país en Brasilia.

Según “Folha de Sao Paulo”, sin embargo, Teherán considera que el proceso de acercamiento entre Brasil e Irán ha retrocedido bajo el gobierno de Rousseff, lo que se puso de manifiesto en marzo, cuando el gigante sudamericano apoyó una investigación de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en el país persa.

“Irán también lamenta el hecho de que Brasil haya abandonado los esfuerzos diplomáticos por atenuar la presión sobre el programa nuclear iraní”, agregó el rotativo, que atribuyó al enfriamiento de las relaciones bilaterales la decisión de Ahmadineyad de excluir a Brasilia de la gira que realizó a comienzos de enero por Venezuela, Cuba, Nicaragua y Ecuador.