Alejandría: siete muertos dejó coche bomba en iglesia cristiana

La tragedia rondó en una misa por Año Nuevo. Según el Ministerio del Interior de Egipto, 24 personas también resultaron heridas

Un auto cargado con explosivos estalló el sábado por la madrugada frente a una iglesia cristiana copta en el puerto mediterráneo de Alejandría, donde dejó al menos siete muertos e hirió a varios feligreses que salían de una misa de Año Nuevo, informó la policía.

Tras la explosión, cristianos enardecidos que salían del templo se enfrentaron con los policías y atacaron una mezquita cercana, generando enfrentamientos a golpes y pedradas con los musulmanes, informaron la policía y algunos testigos.

Los hechos son una señal de las tensiones sectarias que han estallado cada vez con mayor frecuencia en Egipto.

Cerca de 1.000 cristianos habían asistido a la misa en la Iglesia de los Santos en Alejandría, informo e sacerdote del templo, el padre Mena Adel.

HORROR EN ALEJANDRÍA
La misa recién había terminado y los feligreses abandonaban el edificio cuando estalló el auto cargado con explosivos, aproximadamente media hora después de la medianoche.

“Estaba dentro del templo y escuché una enorme explosión. Los cuerpos de la gente se quemaban”, dijo Adel.

La explosión ocurrió en un auto estacionado afuera del templo, pero la policía informo que investigaba si el vehículo estaba cargado con explosivos o si fue colocada una bomba debajo del mismo.

VEINTICUATRO HERIDOS
Varios testigos dijeron haber visto el chasis calcinado del auto así como los restos de varias personas esparcidos por el lugar. Había decenas de heridos.

El Ministerio del Interior afirmó en un comunicado que siete personas murieron y otras 24 resultaron heridas.

Nadie se responsabilizó de inmediato por los atentados. El gobernador de Alejandría, Adel Labib, culpó de inmediato a la red terrorista al-Qaida, al referir amenazas recientes emitidas por la organización terrorista en Irak de que atacarían a cristianos. Sin embargo, se desconoce si Labib tenía pruebas firmes y parecía que buscaba rechazar tensiones locales entre musulmanes y cristianos en Egipto.