Alemania frena venta de huevos por tener sustancias cancerígenas

La fuente de la contaminación fue un forraje infectado con dioxinas, un compuesto químico venenoso

Alemania frena venta de huevos por tener sustancias cancerígenas

Unas 4.700 granjas han sido clausuradas en Alemania tras descubrirse que el forraje utilizado para alimentar a los pollos fue contaminado por un químico venenoso llamado dioxina.

Pese a la contundencia de los hechos, las autoridades insisten en que los niveles de tóxicos no representan un riesgo para el ser humano y que las clausuras son sólo una medida preventiva, informó la BBC.

Sin embargo, la Unión Europea (UE) advirtió que huevos procedentes de granjas afectadas lograron entrar al Reino Unido en productos para la alimentación humana, como mayonesa y galletas, los cuales fueron exportados a Holanda para su procesamiento.

Como se recuerda, la alerta comenzó la semana pasada cuando se descubrió que miles de toneladas de forraje contaminado con los compuestos altamente tóxicos habían sido enviados a más de 1.000 granjas avícolas y porcinas en Alemania. /110107_dioxina_contaminacion_men.shtml.

PODRÍAN GENERAR CÁNCER
Las dioxinas son compuestos tóxicos que se forman como resultado de los procesos químicos e industriales.

Cuando el ganado, los pollos o los cerdos son alimentados con forraje contaminado, las toxinas se absorben en su tejido adiposo y los productos de estos animales y sus derivados resultan la fuente principal de contaminación para el ser humano.

Algunos estudios indican que estas sustancias contribuyen a un incremento en las tasas de cáncer y producen daños a los sistemas inmunológico y reproductivo, incluyendo una disminución en el conteo de esperma, además de tener un efecto negativo durante el embarazo.

Pero según los expertos, las dioxinas solo causan problemas a la salud cuando se absorben en niveles muy altos durante largos períodos.