“Es un alivio que Perú deje sin efecto visita de fragata británica”

Especialistas argentinos indicaron que esta “corrección” entra en mayor concordancia con la posición adoptada por la Unasur

“Es un alivio que Perú deje sin efecto visita de fragata británica”

DANIEL MEZA @daniel_mz
Redacción Online

Autorizar la llegada de una fragata de guerra británica tripulada al puerto del Callao habría sido un “error” por parte del Gobierno peruano, coincidieron especialistas desde Argentina.

Durante la mañana, distintos medios argentinos informaron, con tono de indignación, por el hecho de que el Perú autorice una visita protocolar del barco HMS Montrose al puerto del Callao, entre el jueves 22 y el lunes 26 de marzo.

Mire aquí el documento de la autorización.

Sin embargo, en la última hora el canciller Rafael Roncagliolo dijo –mediante un comunicado oficial- que la decisión anunciada “quedaba sin efecto”.

Para conocer el punto de vista en Argentina, elcomercio.pe habló con Emilio Cárdenas, ex embajador de ese país ante la ONU y el internacionalista argentino Claudio Fantini. Para ambos, la llegada de la fragata británica a costas peruanas habría significado una “disonancia” por parte de nuestro país ante la posición del bloque en apoyo al reclamo de la soberanía de Argentina sobre las islas Malvinas.

“Con este gesto, Perú habría dado la impresión de estar yendo en contra de la corriente, tomando en cuenta el reciente pacto de la Unasur de cerrar filas a barcos con bandera de británica proveniente de las Islas Malvinas”, indicó a elcomercio.pe.

“No obstante, (el anuncio de Roncagliolo) es un gran alivio para las relaciones. Definitivamente, esto probablemente se trató de un error involuntario o una descoordinación entre los sectores de defensa y relaciones exteriores de Perú”.

UN TEMA DELICADO
Sobre el mismo tema, el internacionalista argentino Claudio Fantini nos dijo que se trataba de “un tema delicado” y que pudo ser tomado como “una provocación de Gran Bretaña”.

“Es probable que esto se trate de un error detectado tardíamente o tal vez fue un cambio de posición del gobierno peruano a raíz de alguna presión desde Argentina”, sostuvo Fantini.

“De haberse dado esta visita, esto pudo ser considerado como una provocación por parte del gobierno argentino, en tanto que Perú habría dado la impresión de ir en contra de la causa que han apoyado tanto gobiernos de izquierda como de derecha en Sudamérica”, dijo Fantini.

“Esta corrección pone a Perú en concordancia con lo que el mismo país suscribió en la cumbre del Unasur” “Es una corrección oportuna en un momento de extrema sensibilidad, cuando se cumplen 30 años de una guerra. Este giro pone a Perú en una situación de mayor sintonía”, finalizó.