Álvaro Uribe será investigado por escándalo de espionaje telefónico

Comisión de Acusaciones del Congreso colombiano buscará determinar supuesta responsabilidad u omisión en el caso de escuchas ilegales a magistrados, políticos y periodistas

Álvaro Uribe será investigado por escándalo de espionaje telefónico

La comisión de acusaciones de la Cámara de Representantes decidió abrir una investigación al ex presidente colombiano Álvaro Uribe por el escándalo de las escuchas ilegales a opositores, magistrados y periodistas.

El vicepresidente de ese comité de la cámara baja del Congreso, Alfonso Clavijo, señaló hoy a periodistas que en dos días se darán a conocer los nombres de los dos legisladores encargados de hacer la investigación por las “chuzadas”, como se conoce en Colombia a las escuchas telefónicas.

“La Comisión de Acusaciones en la sesión de la tarde de hoy aprobó una proposición de adelantar la investigación sobre el tema de las ‘chuzadas’. Se va a investigar qué responsabilidad tiene el ex presidente Álvaro Uribe”, dijo el congresista.

EX FUNCIONARIOS YA FUERON SANCIONADOS
Uribe será investigado por su supuesta responsabilidad u omisión en el escándalo de las interceptaciones ilegales y espionaje, por el cual ya fue sancionado con la prohibición de ejercer cargos públicos por 18 años su secretario general, Bernardo Moreno, además de condenas similares a otros tres de sus más cercanos colaboradores.

Por su parte, el representante a la Cámara del partido Cambio Radical y miembro de la Comisión de Acusaciones Augusto Posada confirmó la decisión de esa célula legislativa tras una reunión de varias horas a puerta cerrada.

“Tenemos conocimiento por los medios de comunicación y de los pronunciamientos de la Procuraduría y la Corte de un hecho que puede implicar al ex presidente Uribe. Tenemos la potestad de iniciar una investigación de oficio”, subrayó Posada.

La Comisión de Acusaciones explicó en una carta, publicada por la página de Internet del diario El Espectador, que el inicio de esa investigación tiene sustento en hechos que son de conocimiento público, como la sanción de cuatro de sus más cercanos colaboradores por parte de la Procuraduría.

Eso “aunado al pronunciamiento del ex mandatario a través de la carta en la que asegura que asume responsabilidades políticas y jurídicas por las acciones legales de sus ex funcionarios, entre ellos, el ex secretario Moreno”, anota la misiva.

“Se hace necesario revisar la ocurrencia de los hechos, determinar si son constitutivos de falta penal o disciplinaria, esclarecer los motivos determinantes, circunstancias de tiempo, modo y lugar en que se cometieron y la presunta responsabilidad del investigado (Uribe)”, agrega la carta.

URIBE DISPUESTO A SER INVESTIGADO
El pasado martes, Uribe se puso a disposición del Congreso y la Corte Suprema de Justicia para que lo investiguen en el escándalo de las escuchas ilegales.

El ex mandatario se pronunció a raíz de la decisión del Ministerio Público de sancionar a su secretario general y a otros nueve altos ex funcionarios del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, inteligencia estatal), por las interceptaciones ilegales a magistrados, opositores, defensores de derechos humanos y periodistas.

El escándalo de las escuchas y seguimientos ilegales por parte del DAS se conoció en 2008 por un reportaje de Semana, por el que esa revista ha ganado varios premios a nivel nacional e internacional.