Amante del ex jefe de la CIA es "buena madre y vecina" para sus amigos

Quienes conocen a Paula Broadwell la defienden, a pesar de ser reconocida internacionalmente como la mujer de la relación extramatrimonial de David Petraeus

Amante del ex jefe de la CIA es "buena madre y vecina" para sus amigos

El perfil público que se ha construido la militar y escritora Paula Broadwell ha cambiado radicalmente en los últimos días, cuando el FBI confirmó que ella era la amante del ex jefe de la CIA, David Petraeus, y que detectaron esta relación gracias a los correos electrónicos acosadores que ella le mandó a una de las amigas del general.

Sin embargo, la imagen de mujer infiel, celosa y acosadora es una que rechazan rotundamente las personas que la conocen personalmente, como vecinos y amigos de su familia.

Nadie puso a Paula en un pedestal, sino más bien fue considerada como Paula la vecina, la madre y la esposa antes que cualquier otra cosa que podía ser”, dijo Sarah Courme, una amiga suya entrevistada por “The New York Times”. Para sus conocidos, ella era una mujer capaz de disfrazarse para dar dulces en Halloween y acompañar todos los días a sus hijos al bus del colegio.

“Aquí ella tiene dos hijos, un esposo que es un doctor y, a pesar de eso, ella está escribiendo un libro de tal magnitud sin sudar una sola gota”, dijo en alguna oportunidad Vernon Loeb, un editor de diarios que trabajó con ella en la biografía que le hizo a Petraeus y por la cual se volvieron cercanos desde hace varios años.

Claudia Chan, una editora web y también amiga de Paula, contó al medio norteamericano que conoció al doctor Scott Broadwell cuando fueron enviados a Alemania para entrenar. Luego de contraer matrimonio, decidieron que tomarían turnos para decidir dónde vivir junto a sus dos hijos pequeños.

Luego que saliera a la luz el escándalo que motivó la renuncia de Petraeus a su cargo como director de la CIA, sus amigos no supieron qué pensar. “Pensábamos hacer una fiesta por su libro e invitar a los vecinos en diciembre. Ahora no creo que eso pueda suceder”, dijo Ed Williams, un editor que vive a dos casas de los Broadwell.

“Obviamente cometió un error (…) Esa no es su naturaleza. Lo que sea que haya pasado, creo que Paula podrá asumir su responsabilidad y sacar adelante a su familia”, añadió Courme sobre la mujer de quien se ha dicho que envió constantemente correos intimidatorios a Jill Kelley, una amiga de la familia Petraeus.