Amor gigante: una niña luce como mascota a un rinoceronte

Elizaveta Tishchenko (12) confiesa que le encanta abrazar la piel curtida del mamífero salvaje, que se ha convertido en su mejor amigo

Amor gigante: una niña luce como mascota a un rinoceronte

No le importa que entre ella y su mejor amigo existan metros y toneladas de diferencia. Elizaveta Tishchenko, de 12 años, tiene a nada menos que un rinoceronte como mascota, un animal huérfano llamado ‘Max’ y con quien ha entablado una excelente relación.

Según el diario “Daily Mail”, la bestia fue encontrada vagando por el distrito de Laikipia de Kenia y luego fue internada en el centro de atención para animales “Ol Pejeta Conservancy”. Ahí, hace aproximadamente tres años, conoció a la niña Tishchenko cuando ella estaba de visita en el país.

Max, entonces de cinco años, aceptaba a Elizaveta, quien se acercaba para acariciarle la espalda mientras él comía hierba.

“Max no le prestó atención al resto de nosotros, que estabamos ocupados con el consumo de la hierba, mientras mi hija empezó a darle una palmadita como un perrito. Él no reaccionaba ante ella en lo más mínimo, estaba completamente a gusto con ella”, dijo Alexey, el padre de la niña, quien resaltó la felicidad de su hija con su amigo.

“Elizaveta no podría haber sido más feliz. Ella ama a su nuevo amigo, no deja de hablar de Max”, explica el hombre de 40 años.