Angela Merkel visita Atenas y provoca ola de protestas callejeras

Las fuerzas de seguridad repelieron con gases lacrimógenos a manifestantes que lanzaban piedras y bombas molotov en la capital griega

La policía antidisturbios de Grecia lanzó granadas de estruendo y gas pimienta para dispersar a manifestantes que protestaban el martes contra la visita al país del canciller alemana, Angela Merkel.

Miles de griegos hartos de las medidas de austeridad desafiaron una prohibición de manifestación y salieron a las calles en una de las mayores protestas en meses, para marchar al Parlamento durante la primera visita de Merkel desde que surgió en Grecia la crisis de deuda de la zona euro hace tres años.

Las fuerzas de seguridad griegas repelieron con gases lacrimógenos a manifestantes que lanzaban piedras y bombas molotov en el centro de Atenas.
Merkel se reunió con el primer ministro de Grecia, Antonis Samaras, a pocos metros del lugar de los disturbios.

“HUBO PROGRESOS”
La canciller alemana reconoció hoy los “progresos” de Grecia aunque le exigió que lleve a cabo más esfuerzos para superar la crisis.

“Cada día se están dando progresos en la gestión de estas difíciles tareas”, aseguró la mandataria alemana en una rueda de prensa junto al primer ministro griego, Andonis Samarás, en Atenas donde se encuentra de visita oficial.

“Si no resolvemos los problemas ahora, volverán a aparecer más adelante de forma más dramática”, agregó para solicitar a Atenas más esfuerzos.