Argentina: indignación por foto de bebe amordazado en guardería

El menor de 4 meses de nacido fue fotografiado por una profesora de la guardería que hizo la denuncia en una página de Facebook

Argentina: indignación por foto de bebe amordazado en guardería

La sociedad argentina está conmovida e indignada por el maltrato contra un bebe de 4 meses en una guardería en la ciudad de Comodoro Rivadavia, provincia del Chubut. La foto fue tomada por una profesora y la denuncia hecha a través de una página de Facebook.

La imagen muestra al bebe amordazado a una silla y fue publicada en la página “Denuncias Rivadavia” por la profesora de folclore del jardín de infantes “Hormiguita viajera”. En respuesta a la denuncia, la dueña del establecimiento Johana Paz despidió a tres empleadas, presuntamente implicadas, e hizo una denuncia en la comisaría local por maltrato infantil, informó el “Diario Jornada” de Chubut.

“*La encargada me dijo que fue solo una vez y que fue un chiste*. No me parece un chiste, por eso ya hice la denuncia contra mis tres empleadas”, afirmó la dueña del jardín que fue cerrado mientras la fiscalía realiza la investigación.

Victoria Gauna, la profesora que tomó la foto e hizo la denuncia, afirmó que ya había visto situaciones irregulares en la guardería. “Había visto algunas veces tirarles de los pelos a los chicos, sentarnos y dejarlos horas llorando eternamente”, narró al diario “La Nación”. Indicó que tras la denuncia fue amenazada por la encargada cuando supo que había informado a la dueña.

El ministro de Gobierno argentino, Javier Touriñán, afirmó que “estos hechos nos producen la más profunda indignación, y no lo digo como funcionario, sino desde lo humano. Creo que esto es algo que no podemos tolerar”. Anunció acciones con el municipio provincial de Chubut “para que estas cosas no vuelvan a suceder”.

INCENDIO INTENCIONADO
Extrañamente, luego de la denuncia, este martes hubo un incendio aparentemente intencionado en “La hormiguita viajera”. Un grupo de bomberos acudió a sofocar las llamas y no pasó a mayores. La policía explicó que la guardería no posee cámaras de seguridad, por lo que no quedó registrado quiénes fueron los agresores.