Argentina protesta por acuerdo firmado entre YPF y Chevron

Más de cien mapuches paralizaron el martes dos pozos de Vaca Muerta, uno de los mayores reservorios de gas y petróleo no convencional del mundo

Argentina protesta por acuerdo firmado entre YPF y Chevron

Más de cien miembros de la comunidad mapuches ocuparon y paralizaron el martes dos pozos de Vaca Muerta, uno de los mayores reservorios de gas y petróleo no convencional del mundo que pertenece a la petrolera estatal YPF, en contra de un acuerdo con la gigante Chevron para la explotación conjunta de ese yacimiento en la Patagonia.

En Buenos Aires, en tanto, unos 600 militantes de distintas agrupaciones de izquierda se manifestaron frente a la sede de YPF en el centro de la ciudad justo un día después de que el gobierno de Cristina Fernández publicara un polémico decreto por el cual las petroleras que inviertan en Argentina contarán con facilidades cambiarias e impositivas.

“Detenemos la actividad petrolera para exigir que venga la máxima autoridad de YPF en Neuquén. Queremos que nos muestren los estudios de impacto ambiental correspondientes a la explotación no convencional en la región y nos explique porqué realizan acuerdos con empresas como Chevron a espaldas de la gente”, explicó Lefxaru Nahuel, portavoz de la Confederación Mapuche de Neuquén, a 1.156 kilómetros al suroeste de Buenos Aires.

EL YACIMIENTO
Vaca Muerta es un yacimiento de petróleo y gas no convencionales (shale oil y shale gas) situado en Neuquén, cuyo descubrimiento fue anunciado en noviembre de 2011. Según YPF, en ese lugar tiene 37 pozos perforados, 27 pozos completados y 10 en espera de terminación.

Según Nahuel, Vaca Muerta es “históricamente territorio comunitario mapuche, porque las familias que están asentadas están desde antes que el Estado argentino”.

YPF, que mayo de 2012 fue expropiada a la española Repsol, está ajustando los últimos detalles de un acuerdo con Chevron por el cual la petrolera estadounidense invertiría 1.500 millones de dólares en el primer piloto de desarrollo masivo de petróleo no convencional en Vaca Muerta, zona que según YPF no se encuentra dentro del territorio mapuche.

Los mapuches, en cambio, sostienen que sus territorios sufren “desde hace años la agresión de Repsol primero, YPF después… cuando había esperanza de comenzar una nueva relación con la petrolera estatal, esta anuncia su alianza de muerte con Chevron… Chevron no puede ingresar a territorio Mapuche luego del desastre cometido en territorios indígenas en Ecuador”, expresa la Confederación Mapuche de Neuquén en su página de Facebook.

La referencia apunta a la contaminación por petróleo dejada en la amazonia de Ecuador tras el retiro de Texaco Corp., en 1992. Chevron adquirió después Texaco y heredó el problema.

LÍOS DE CAMBIO
En tanto que en Buenos Aires miembros de distintas agrupaciones de izquierda protagonizaron incidentes menores con la policía que custodiaba el acceso al edificio de YPF en la capital.

“Luego de una desaforada propaganda sobre la soberanía energética, el gobierno K acaba de dar a luz un decreto que favorece el ingreso de la norteamericana Chevron en la explotación del gas no convencional… El decreto abre la explotación del petróleo al capital internacional en todas sus formas”, manifestó el Partido Obrero en un comunicado.

El decreto presidencial establece un régimen promocional para las petroleras que presenten proyectos de inversión para la explotación de hidrocarburos superiores a los 1.000 millones de dólares. Las firmas interesadas tendrán, a partir del quinto año, el derecho a comercializar libremente en el mercado externo el 20% de la producción de combustibles líquidos y gaseosos sin pagar retenciones (alícuota del cero por ciento), en vez del 33% de retención efectiva que está vigente.

Esta medida de la presidenta le abre a las petroleras el control cambiario que rige para otras actividades.

Los manifestantes también alertaron por los posibles daños ambientales en la exploración de petróleo y gas no convencional.