Asesinato del jefe del penal El Milagro habría sido ordenado por reo de la prisión trujillana

Horas antes de que acabaran con su vida,- Jorge Izquierdo Quijano había organizado una requisa en la que se decomisaron decenas de celulares

Asesinato del jefe del penal El Milagro habría sido ordenado por reo de la prisión trujillana

Llevaba cinco meses en el cargo, pero para quienes planearon su asesinato era tiempo más que suficiente para acabar con su vida. Fue así que un sicario, a bordo de una moto lineal, fue a la cebichería Puerto escondido, donde estaba almorzando Jorge Izquierdo Quijano (61) junto a 12 trabajadores del INPE, y le disparó dos veces por la espalda- antes de huir del lugar.

Horas antes, exactamente a las 10 p.m. del jueves 24 de octubre, Izquierdo ordenó que se realice una requisa sorpresiva en todas las celdas de El Milagro. En total se incautaron casi 40 celulares, los que se sumaban a los más de 700 que ya llevaba decomisando desde que asumió el cargo el pasado 20 de mayo.

Esta requisa habría sido el móvil del crimen. “Tenemos información interna del posible autor intelectual (…) Habría sido ordenado desde dentro del penal debido a una requisa que ha afectado sus intereses delictivos”, dijo para RPP el jefe de la III Dirección Territorial de La Libertad, coronel Róger Torres.

El sicario, un joven de 20 a 25 años de edad de tez morena, abrió fuego contra Izquierdo Quijano aprovechando que estaba almorzando con sus compañeros en un local sin vigilancia a cuadra y media del penal. Herido, el director de El Milagro se refugió dentro del restaurante, pero murió camino al Hospital Regional.

“Definitivamente le han hecho un reglaje. Ese delincuente ha ingresado sabiendo que no tenía armamento y ha ido directamente al director (…) Todos los funcionarios públicos sabemos que hay que ir a lugares adecuados y este lugar es totalmente inadecuado”, añadió el coronel.

EN LA MORGUE
El cuerpo de Jorge Izquierdo ya está en la morgue de Trujillo mientras se realizan los exámenes de ley y la autopsia correspondiente. En el lugar se encuentra su esposa y personal del INPE.