Ateos planean fiestas en Estados Unidos luego del “fin del mundo”

Demostrarán que para ellos la predicción de Harold Camping, quien asegura que hoy sería el Juicio Final, “no tiene sentido”

Ateos planean fiestas en Estados Unidos luego del “fin del mundo”

Tras las declaraciones del predicador evangélico estadounidense Harold Camping, quien asegura que hoy en la tarde será el fin del mundo luego de una serie de devastadores terremotos –según su propia interpretación del gran diluvio narrado en la Biblia-, un grupo de ateos de Florida planea hacer una gran fiesta.

La celebración se llevará a cabo en la ciudad de Fort Lauderdale con la finalidad de manifestar que los augurios de Camping “no tienen sentido”, informa BBC.

“Pese a que lo absurdo de la afirmación (de Camping) es obvio para mayoría del mundo, es una buena oportunidad para destacar algunas de las creencias más estrafalarias que presentan frecuentemente los fundamentalistas religiosos”, informan en la página web de una de las organizaciones ateas.

Además, mientras que en Carolina del Norte la organización Ateos y Humanistas planean llevar a cabo un festejo parecido; en Fayeteville la fiesta duraría dos días: uno marcando el día del Juicio Final y otro “para los que sobrevivan”.

Cabe destacar que para Harold Camping, de 89 años, en el “día del rapto” Cristo se llevará a los fieles al paraíso antes que se produzca el fin de los tiempos.

De otra parte, una página de Facebook llamada “Post Rapto Saqueo”, con más de 175.000 personas que dicen que irán a una de las reuniones ofrecidas, muestra este mensaje: “Cuando todo el mundo se haya ido y Dios no esté mirando, tenemos qué recoger algunos equipos de música y tal vez algunos muebles nuevos para la mansión a la que vamos en cuclillas”.

NEGOCIO PARA MASCOTAS POR EL FIN DEL MUNDO
Como era de esperarse, varios personas ‘hacen su agosto’ con la predicción de Camping. Así, el empresario y ateo Bart Centre dice haber creado una red para “rescatar” a las mascotas dejadas por los dueños que sean “salvados”.

Pero, ¿cuánto deberían pagar estos creyentes para dejar en buenas manos a sus engreídos? Pues nada menos que 135 dólares por mascota y 20 dólares por otro animal adicional.

Sin embargo, para los encargados de este negocio, este es “un pequeño precio a pagar por la tranquilidad de espíritu de saber que las mascotas estarán bien cuidadas cuando los dueños no estén”.

Hasta ahora se habrían afiliado al singular servicio unas 250 personas, indica BBC.