Autor de tiroteo en Arizona compareció ante corte de justicia

Jared Lee Loughner enfrenta cinco cargos, incluyendo el intento de asesinato de la congresista Gabrielle Giffords

Autor de tiroteo en Arizona compareció ante corte de justicia

Jared Lee Loughner (22) compareció el lunes por primera vez ante una corte de Arizona para enfrentar cinco cargos, incluyendo el intento de asesinato de la congresista estadounidense Gabrielle Giffords, quien permanecía en condición crítica.

Con sus manos esposadas juntas, Jared se inclinó hacia un micrófono y dijo a un juez en Phoenix que entendía los cargos en su contra, furto de un tiroteo en Tucson el sábado que causó la muerte a seis personas y dejó 14 heridos.

Loughner no realizó declaraciones pero respondió las preguntas con una voz fuerte.

El acusado enfrenta dos cargos por asesinato y tres por tentativa de asesinato, todos de funcionarios federales, ya que entre los muertos había un juez y una colaboradora de Giffords. Se estima que próximamente se presentarán cargos en Arizona por las otras víctimas mortales, entre quienes se cuenta una niña de nueve años.

Si bien aún no está claro el móvil del ataque, se conocieron varios datos sobre Loughner. Se divulgaron reportes de que se trataría de un hombre conflictivo al que se le pidió que abandonara una universidad local por problemas de disciplina.

Los investigadores dijeron en los cargos presentados que hallaron un sobre en la residencia del sospechoso con las frases escritas a mano “planifiqué por anticipado” y “mi asesinato” junto con el nombre “Giffords” y lo que parecía ser la firma de Loughner.

GIFFORDS EVOLUCIONA BIEN
Tras sobrevivir a un disparo en la cabeza a quemarropa, Giffords, una demócrata de 40 años, permanecía en condición crítica en un hospital en Tucson.

Los médicos dijeron que era una buena señal que no aumentara la hinchazón y que siguiera respondiendo a órdenes simples como apretar un dedo y mover los dedos de sus pies. “Las cosas van muy bien”, dijo el doctor Peter Rhee, el director de traumatología del hospital.

El ataque impulsó el debate sobre la retórica política extrema en Estados Unidos tras una áspera campaña para las elecciones parlamentarias de noviembre.