Banco del Vaticano es investigado por lavado de dinero

La policía italiana indicó que investigará al presidente de dicho banco, Ettore Gotti Tedeshi, ante la sorpresa de la “Santa Sede”

Banco del Vaticano es investigado por lavado de dinero

El Vaticano se mostró hoy “perplejo” y “asombrado” por las informaciones publicadas hoy por medios italianos de que el presidente del banco del Vaticano, el Instituto para Obras de Religión (IOR), Ettore Gotti Tedeshi, está siendo investigado por un posible caso de lavado de dinero.

Tedeshi y otro alto funcionario del IOR se encuentran entre los investigados por la fiscalía de Roma, informaron hoy medios italianos.

La policía fiscal también se incautó de forma preventiva de unos 23 millones de euros (30,2 millones de dólares) depositados por IOR en una cuenta en una filial en Roma del banco milanés Credito Artigiano.

La fiscalía está examinando la supuesta violación de las disposiciones anti lavado de dinero introducidas en 2007, que obligan a los bancos a notificar a las autoridades las transacciones en las que participan instituciones financieras que no forman parte de la Unión Europea (UE).

EL VATICANO SE DEFIENDE
En un comunicado, el Vaticano aseguró que actuó con “total transparencia” respecto a las operaciones del IOR, incluyendo contactos regulares con autoridades del banco central italiano, y mostró su perplejidad y asombro por la investigación.

Destacó que la información en la transacción supuestamente bajo investigación ya fue proporcionada al banco central italiano: “Por ello, la Santa Sede expresa su confianza plena en el presidente y director general del IOR”, añade el comunicado.

El IOR gestiona cuentas de órdenes religiosas y otras asociaciones católicas que utilizan el estatus de paraíso fiscal de la Santa Sede.

En 1982 el IOR se vio implicado en el colapso del banco italiano Banco Ambrosiano, del que era el mayor accionista. En aquel momento, se consideró acusar al entonces presidente del banco, el arzobispo Paul Marcinkus, pero su inmunidad diplomática como prelado del Vaticano lo protegió.