Barack Obama sobre huracán Sandy: "Podría tener consecuencias fatales"

El presidente de Estados Unidos canceló sus actividades electores y pidió a sus compatriotas tomar precauciones ante la llegada del fenómeno natural a sus costas

Barack Obama sobre huracán Sandy: "Podría tener consecuencias fatales"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió hoy a los habitantes de la costa este del país a seguir las instrucciones de las autoridades ante la inminente llegada a tierra este mismo lunes del huracán Sandy, que el mandatario calificó como un fenómeno meteorológico “grande y poderoso”.

“El mensaje más importante es que, por favor, escuchen lo que dicen sus autoridades locales y estatales y, cuando les digan que hay que evacuar, háganlo, no lo pongan en duda, ésta es una tormenta seria y podría tener potencialmente consecuencias fatales”, dijo Obama en una declaración pública desde la Casa Blanca.

“La clave es que la gente siga las instrucciones”, insistió nada más finalizar una reunión para conocer de primera mano la situación creada por la amenaza del ciclón, que se espera toque tierra en Nueva Jersey en horas de la tarde-noche.

En la teleconferencia participaron entre otros la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y sus pares de Transporte, Ray Lahood, y de Energía, Seven Chu, así como los directores del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Miami, Richard Knabb, y de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Craig Fugate.

Obama, quien reveló que ha hablado también ya con los gobernadores de todos los estados afectados, aseguró que tiene bastante “confianza” en que los preparativos realizados en los últimos días son los adecuados, si bien previno de que las consecuencias del paso de Sandy podrían prolongarse, dejando millones de hogares sin electricidad u otros servicios básicos por un tiempo indeterminado, entre otros.

CANCELÓ ACTOS DE CAMPAÑA
La inminente llegada de “Sandy”, que ha paralizado la costa este estadounidense, hizo que el mandatario suspendiera hoy un acto de campaña que tenía previsto celebrar en Orlando, Florida, para regresar de forma adelantada a Washington.

Además, su equipo de campaña anunció que también se ha cancelado su participación en otro mitin en Green Bay, Wisconsin. En vez de ello, Obama “permanecerá en Washington para vigilar estrechamente el impacto y la respuesta al huracán”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Preguntado al término de su alocución pública sobre el impacto del ciclón en la campaña electoral, Obama aseguró que eso es lo que menos le preocupa por ahora.

“Las elecciones no me preocupan en estos momentos, me preocupo por el impacto (de Sandy) en las familias, en los equipos de rescate, en nuestra economía, en el transporte”, dijo un serio Obama.

De un lado, están detalles prácticos como la posibilidad de que el voto electrónico se vea dificultado en algunas zonas por cortes de electricidad, o la manera en que una eventual suspensión del voto adelantado, también por Sandy, pueda afectar a la participación final en los comicios. Generalmente, el voto por adelantado favorece a los demócratas.

Asimismo, está el lado político, con un Obama presionado por el hecho de que con una carrera tan ajustada como la que mantiene contra el republicano Mitt Romney debe redoblar sus esfuerzos electorales hasta el último minuto pero, a la par, ser consciente del peligro de subestimar un potencial desastre como el que puede provocar “Sandy”.

DISTANCIA DE KATRINA
En la mente de todos los estrategas estadounidenses está el devastador daño político que causó el huracán “Katrina” en 2005, por el que se acusó al entonces presidente, el republicano George W. Bush, de responder con demasiada lentitud ante una emergencia que dejó más de 1.800 muertos.

Quizás por ello, mientras Obama se encerraba hoy en la Casa Blanca para coordinar los esfuerzos de preparación ante Sandy, la campaña demócrata continuaba este lunes con sendos actos electorales de su vicepresidente, Joe Biden, y con el apoyo clave del popular ex presidente demócrata Bill Clinton, quien a lo largo de la semana participará además en varios eventos en estados bisagra.

Entretanto, Romney y su compañero de fórmula, Paul Ryan, anunciaron su decisión de suspender la campaña por hoy y durante este martes debido al fenómeno meteorológico.

“Por sensibilidad con los millones de estadounidenses en la ruta del huracán Sandy, estamos cancelando los eventos de esta noche de Romney en Wisconsin y (el candidato a la vicepresidencia Paul) Ryan en Florida”, anunció su campaña en un comunicado replicado de inmediato en los medios nacionales.

Tampoco mañana martes celebrará el equipo republicano para la Casa Blanca ningún acto de campaña. “Romney cree que éste es un momento para que la nación y sus líderes se unan para centrarse en aquellos estadounidenses que están en peligro”, señala el comunicado oficial.