Barack Obama urgió al Senado a avanzar en la reforma migratoria

Proyecto de reforma migratoria –que ayudaría a millones de ilegales en aquel país- hoy vivirá una votación clave en la Cámara Alta norteamericana

Barack Obama urgió al Senado a avanzar en la reforma migratoria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió hoy al Senado a no bloquear el proyecto de reforma migratoria que hoy vivirá una votación clave en la Cámara Alta norteamericana. “El Congreso debe actuar y el momento es ahora”, afirmó Obama en una declaración desde la Casa Blanca, horas antes de que el Senado realice la votación clave para que la iniciativa pueda continuar su camino legislativo.

VOTACIÓN CLAVE
Tras dos días de debates preliminares, el pleno del Senado debe votar hoy para cerrar las discusiones previas y proceder con las discusiones de la propuesta de ley migratoria elaborada por el “Grupo de los Ocho”, cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos.

Para ello, la iniciativa debe lograr al menos 60 votos de los 100 en total que tiene el Senado, algo que ha exigido fuertes negociaciones puesto que los demócratas, aunque tienen la mayoría en esta cámara, no cuentan con suficientes votos.

De no pasar esta votación clave, la reforma migratoria por la que tanto ha apostado Obama estaría prácticamente destinada al fracaso.

De ahí que el mandatario estadounidense, que renovó su promesa de lograr este año una ley migratoria realizada al electorado hispano que fue clave para su reelección en noviembre, desplegara hoy una vez más baterías para impulsar la iniciativa que aún tiene, aunque logre hoy pasar la importante votación, un largo camino legislativo.

LA MEJOR OPORTUNIDAD EN AÑOS
Rodeado de líderes empresariales, sindicales, agentes de la ley y activistas pro-inmigración, entre ellos varios jóvenes indocumentados, Obama afirmó hoy que la iniciativa del “Grupo de los Ocho” constituye “la mejor oportunidad en años” de lograr arreglar un sistema migratorio que, subrayó, todos coinciden en que está “roto”.

Frente a las reservas mostradas por los sectores más conservadores con la iniciativa por cuestiones de seguridad fronteriza y por la vía a la legalización que prevé para los 11 millones de indocumentados que hay en el país, Obama aseveró hoy que nadie que “realmente” quiera arreglar el sistema puede objetar el proyecto de ley, por mucho que “satisfaga” plenamente a nadie, ni siquiera a él.

“Si de verdad creen que tenemos que arreglar nuestro sistema migratorio roto, no hay razón alguna para obstruir el camino de esta ley”, retó Obama.

REFORMA AYUDARÍA A LA ECONOMÍA
La propuesta de los ocho senadores es el “vehículo” para lograr arreglar el sistema migratorio y “no hay razón alguna para jugar juegos de procedimiento o apostar por la obstrucción sólo para bloquear la mejor oportunidad que hemos tenido en años para lidiar con este problema de manera justa”, insistió.

Entre los que acompañaron a Obama estuvo Carlos Gutiérrez, secretario de Comercio durante el gobierno previo del republicano George W. Bush. En declaraciones posteriores a la prensa, Gutiérrez sostuvo que la reforma migratoria ayudará también a la economía estadounidense.

“Esto es lo más importante que podemos hacer para nuestra economía”, sostuvo Gutiérrez, acompañado entre otros del presidente de la Cámara de Comercio estadounidense, Tom Donohue, y del líder sindical Richard Trumka.