Benedicto XVI llamó a la renovación de la Iglesia sacudida por escándalos de pederastia

En su tradicional discurso de fin de año, el Sumo Pontífice llamó a preguntarse qué estuvo mal en el mensaje de la Iglesia Católica hacia los sacerdotes

Benedicto XVI llamó a la renovación de la Iglesia sacudida por escándalos de pederastia

El papa Benedicto XVI pidió hoy a la alta jerarquía católica que reflexione sobre la responsabilidad de la Iglesia en el escándalo de sacerdotes pederastas, a la vez que culpó a una sociedad secular en la que el maltrato de niños es aterradoramente común.

En su tradicional mensaje de fin de año ante cardenales y obispos en el Vaticano, el pontífice dijo que las revelaciones de abusos alcanzaron “una dimensión inimaginable” en 2010, que obligaban a la Iglesia a aceptar la “humillación” como un llamado a la renovación.

LLAMADO A LA REFLEXIÓN
“Debemos preguntarnos qué es lo que podemos hacer para reparar tanto como sea posible las injusticias que ocurrieron”, dijo Benedicto XVI. “Debemos preguntarnos qué estuvo mal en nuestro mensaje, en nuestra manera general de vivir la vida cristiana, que permitió que este tipo de cosa ocurriera”.

Sin embargo, también dijo que el escándalo debe ser visto en un contexto social más amplio, en el que la pornografía infantil parece volverse algo normal para algunas personas, y las drogas y el tráfico sexual están en aumento.

“La destrucción psicológica de los niños, cuando los seres humanos son reducidos a un artículo a la venta en un mercado, es un signo aterrador de los tiempos”, agregó Benedicto XVI.