Berlusconi en medio de escándalo sexual: "No voy a huir ni a renunciar"

Por otro lado, el primer ministro italiano acusó a jueces que siguen el caso de espiarlo ilegalmente

Berlusconi en medio de escándalo sexual: "No voy a huir ni a renunciar"

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, acusó el sábado a los jueces de espiarlo en forma ilegal, al tiempo que se negó a presentarse ante los fiscales que alegan que mantuvo relaciones sexuales con una prostituta menor de edad.

Transcripciones filtradas de conversaciones telefónicas entre más de 20 mujeres que asistieron a las fiestas sexuales en la residencia de Berlusconi han salpicado los diarios italianos durante días, lo que aumentó la presión sobre el primer ministro.

Pero Berlusconi dijo que las escuchas formaron parte de una ilegal campaña política, judicial y de los medios para destruirlo, y defendió su derecho a la privacidad, llamando a las acusaciones “ridículas”.

“Desde el comienzo del 2010 todos los invitados que vinieron a mi casa en Arcore han estado sujetos a escuchas telefónicas (…) ¿Es normal en una democracia que el primer ministro pueda estar sujeto a este tipo de controles, a este espionaje?, preguntó, ante un coro de “no” de parte de los miembros del partido.

NO RENUNCIARÁ
Mientras la oposición lo instaba a renunciar debido al último escándalo sexual, Berlusconi dijo que no tenía intenciones de dimitir, y mantuvo su ofensiva contra unos jueces que, según él, son parciales y quieren derrocarlo.

“No voy a huir ni a renunciar”, dijo Berlusconi en un llamado telefónico a una reunión de su partido, Pueblo de Libertad. “Me defiendo y reacciono ante lo que verdaderamente es un intento de subvertir la voluntad de los votantes”, dijo.

ACUSACIONES
Fiscales de Milán alegan que Berlusconi pagó por sexo a un “significativo” número de prostitutas en fiestas en su villa cerca de Milán, incluyendo a la bailarina de club nocturno Ruby R , menor de edad en ese entonces.

Los jueces han citado al multimillonario de 74 años, quien niega cualquier delito, para interrogarlo y le dieron una opción de tres días entre el viernes y el domingo. Pero los abogados del primer ministro enviaron un comunicado el viernes a la fiscalía alegando que no tienen el derecho de dirigir el caso e informándoles que Berlusconi no asistirá.