Bolivia: crisis alimentaria por fenómenos climáticos y políticas agrarias

Evo Morales hizo un llamado a los empresarios de su país, a quienes pidió que olviden las diferencias y que trabajen juntos

Bolivia: crisis alimentaria por fenómenos climáticos y políticas agrarias

Una combinación letal de inundaciones, incendios forestales y la peor sequía que sufrió Bolivia en décadas puso en jaque la producción alimenticia del país, que se vio forzado a importar alimentos en una escala sin precedentes. Así, una nación exportadora de soya y girasol pasó a importar azúcar, maíz y aceites, fenómeno que el gobierno atribuyó a la variación climática y al alza mundial en los precios de los alimentos.

Los agricultores, no obstante, afirman que también incidieron las políticas del gobierno, que impuso controles de precios y restricciones, sin permitir que los precios sean fijados por el mercado libre, como hicieron casi todos los países de la región, que también confrontaron problemas climáticos.

“Ya veníamos golpeados por los efectos climáticos cuando el gobierno sacó estos decretos prohibiendo las exportaciones”, dijo Demetrio Pérez, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (ANAPO). “Las exportaciones nos permitían recuperar pérdidas porque los precios están mejor afuera. Con la restricción se perdió un incentivo para sembrar más, ya no tenía sentido producir excedentes”.

Ahora el mandatario está buscando la asesoría de los agricultores, incluso de grandes productores de la región oriental, donde están sus principales opositores.

FENÓMENOS CLIMÁTICOS
Los fenómenos de El Niño y La Niña, con sus secuelas de inundaciones y sequías, son más intensos y han hecho de Bolivia un país vulnerable al cambio climático, dijo la ministra Nemecia Achacollo.

De esta manera, la combinación de estos fenómenos redujo significativamente la cantidad de tierra cultivada el año pasado. Por ello, las inundaciones destruyeron cosechas en el oriente del país, la principal región agrícola.

La extensión de tierra cultivada bajó de 750.000 hectáreas en el 2009 a 621.000 hectáreas en el 2010, según la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO). El maíz fue el más afectado y el área cultivada cayó de 150.000 hectáreas a 90.000.

LAS POLÍTICAS AGRARIAS DE EVO MORALES
Por su parte, el presidente Evo Morales atribuyó la crisis alimentaria en el mundo “al capitalismo salvaje que está destruyendo la Madre Tierra”.

Respecto a sus acciones, el viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Víctor Hugo Vásquez, dijo que la razón del decreto de prohibición de exportaciones fue precisamente atajar el contrabando.

Por otro lado, Morales anunció inversiones por unos 1.000 millones de dólares en la agricultura hasta 2015 para incrementar la producción y exportar alimentos.

Este año 100 millones comenzaron a ser invertidos en agua y riego y está en gestación un seguro agrícola que cubrirá hasta un 70% de las pérdidas por efectos climáticos.

Además, el presidente altiplánico, consciente de los retos que amenazan su popularidad con sus políticas agrarias, reconoció sus diferencias con los empresarios y los llamó a trabajar juntos.

“Asesórenme, ayúdenme, trabajemos juntos para garantizar la producción de alimentos. Si bien hemos tenidos diferencias programáticas e ideológicas, eso quedó en el pasado, ahora la situación es diferente”, les dijo a los productores de azúcar.