Británico que ordenó hundir al buque Belgrano en las Malvinas no se arrepiente

A 30 años de la guerra, Tim McClement dice que decidió acabar con 323 vidas argentinas “por supervivencia”

Británico que ordenó hundir al buque Belgrano en las Malvinas no se arrepiente

El militar británico responsable de coordinar el ataque contra el buque de guerra de la armada argentina ARA General Belgrano en la guerra de las Malvinas justifica la acción y asegura que no se arrepiente del hundimiento del navío, en el que murieron 323 personas.

El vicealmirante Tim McClement era el segundo al mando del HMS Conqueror, el submarino que disparó los torpedos que hundieron al Belgrano el 2 de mayo de 1982, en lo que constituyó el momento más controvertido del conflicto que enfrentó al Reino Unido y Argentina por la soberanía de las islas del Atlántico Sur.

Los argentinos sostienen que el Belgrano navegaba fuera del área de exclusión (zona de guerra) de 200 millas en torno a las Malvinas fijada por Londres y en dirección hacia la costa continental argentina.

LO HIZO POR SUPERVIVENCIA
Al cumplirse hoy los 30 años del comienzo del conflicto de las Malvinas, McClement declaró al periódico ‘Portsmouth News’ del sur de Inglaterra que la medida estaba justificada.

“No tengo ninguna duda de que hundir al Belgrano fue lo que había que hacer”, por una cuestión de “supervivencia”, dijo.

Al ser preguntado sobre el alto coste en vidas humanas que ello supuso casi la mitad de las bajas argentinas en el conflicto, el militar británico defendió las reglas del juego que tiene una guerra.

“Ellos empezaron, así que todas las pérdidas de vidas fueron culpa del Gobierno argentino. En una guerra hay que tomar decisiones duras y la gente muere”, subrayó McClement.

THATCHER, CRITICADA POR HUNDIMIENTO
Tras la guerra, la entonces primera ministra británica, la conservadora Margaret Thatcher, fue muy criticada por el hundimiento del Belgrano.

El conflicto bélico de 1982, en el que murieron 255 militares británicos y 650 argentinos, comenzó cuando la junta militar argentina ocupó las islas el 2 de abril y terminó con la victoria del Reino Unido el 14 de junio.