Pros y contras de una posible intervención de Estados Unidos a Siria

Cuatro internacionalistas ven desde su perspectiva la ‘intervención limitada’ que el presidente Obama ha planteado en aquel país

Pros y contras de una posible intervención de Estados Unidos a Siria

DANIEL MEZA @daniel_mz
Redacción Online

Han pasado más de dos años de guerra civil en Siria. El saldo es de 100.000 muertos, entre ellos inocentes niños y mujeres. Dos millones de personas están en calidad de refugiados, según la ONU. Hace ya mucho tiempo se requería que la comunidad internacional haga algo para frenar la catástrofe humanitaria. Pero las potencias no se han puesto de acuerdo en el Consejo de Seguridad. Cada una por su lado, fueron tolerando y en algunos casos fomentando la masacre en aquel país en el que combaten sin cuartel gobierno y rebeldes. Hoy, Estados Unidos ha dicho que planea intervenir en Siria a raíz de un presunto ataque con armas químicas del ejército de Bashar Al Assad. Washington lo acusa de haber cruzado ‘la línea roja’ que en el 2012 trazó como pretexto para justificar una acción militar. Para darle fuerza a esta decisión, el presidente Barack Obama pidió el respaldo del Congreso estadounidense y anunció que atacará a Assad en cualquier momento. Elcomercio.pe consultó a 4 analistas si será positiva o negativa la ‘intervención limitada’ que anunció EE.UU.

Ernesto Velit Granda
Internacionalista. Catedrático UNFV

La intervención es necesaria. El objetivo principal, lo dice el gobierno norteamericano, es detener la matanza que el presidente Al Assad lleva su propio pueblo. Dice EE.UU. que no tiene interés en destituir del cargo al presidente sirio, sino detener la violencia represiva, que lleva ya 100 mil muertos. Las Naciones Unidas tienen la libertad de hacerlo. Una de sus cartas señala que debe intervenir cuando los gobiernos reprimen a sus pueblos. El veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad obligan a Estados Unidos a actuar por fuera.

No se puede ocultar que el principal temor de EE.UU. es que el gas químico usado por Siria afecte a Israel, su principal aliado. Washington ha dicho que su intervención se va a dirigir exclusivamente a los depósitos de armas, aviones estacionados en aeropuertos, a destruir misiles que están listos para ser disparados. En suma, contra la reserva militar siria.

Hablando de riesgos, pese a sus protestas, Rusia no ha amenazado con una respuesta militar tras un ataque a su aliado. No creo que Irán esté en condiciones de actuar militarmente y ganarse una situación a corto o largo plazo perjudicial. Hará su declaración de solidaridad con Siria, una solidaridad religiosa, pero que pretenda defenderlo militarmente es a todas luces muy difícil.

Julián Schvindlerman
Internacionalista. Escritor. Conferencista

La acción militar ayudará, dependiendo de cómo se haga. EE.UU. y el mundo libre no pueden tolerar una masacre con armas químicas como la que ha llevado en Siria y no reaccionar de modo efectivo. No se usan (estas armas) desde tiempos de Saddam Hussein, y antes, en la II Guerra Mundial. Esto es muy grave y debe haber una reacción. La mera condena, la retórica, no son efectivas. Por eso se piensa en un castigo militar, que apunta a evitar una vez más el uso de estas armas y de un carácter punitorio por una conducta aberrante.

No obstante, si hay un ataque militar debería buscarse el derrocamiento del régimen. Lo que no debe suceder es que haya una acción militar que sea muy limitada o simbólica que no tenga la utilidad buscada. Barack Obama debe cumplir con su advertencia, cuando dijo que el uso de armas químicas es cruzar la línea roja y esto ameritaba intervenir Siria. Ya la cantidad de muertos, 100 mil, antes de las armas químicas, ameritaban una intervención. La misma ONU dijo que esto era peor que la masacre de Ruanda. En momentos en que el Consejo de Seguridad está bloqueado por Rusia y China, necesariamente se debe actuar fuera de este marco: pero es crucial que no solo EE.UU., sino Europa, la Liga Árabe, Turquía están de acuerdo. Precedentes como el de Kosovo, Iraq, Libia, demuestran que se puede hacer.

En cuanto a los riesgos: no creo que Rusia ni China vayan a confrontar una coalición anti-Siria. Podremos ver protestas, embargo a la zona pero nada militar. Con Irán sí hay un riesgo de ataque contra Israel a pesar de que esta nación no está involucrada en el conflicto. Sin embargo, Irán también tiene que pensarlo seriamente al defender a Siria. Puede dar una excusa a Israel para que lo ataque. Israel podría responder y aprovechar para liquidar el programa nuclear iraní, por ejemplo. Hay precedentes: hace años Israel incursionó en territorio sirio para romper un reactor atómico, atacó un convoy de armas que iba a cruzar Siria para llegar a Hezbolá en el Líbano. Siria no respondió nunca estos ataques. ¿Por qué? Por que atacar a Israel trae sus riesgos.

Oscar Vidarte
Internacionalista. Catedrático PUCP

En los términos que se plantea, no es positivo. No sabemos hasta dónde puede llegar una “guerra limitada” o “ataque quirúrgico” de Estados Unidos. No sabemos cómo va a reaccionar Al Assad. Se busca castigar al gobierno sirio –dicen- por el uso de armas químicas. En primer lugar, no ha sido demostrado que esas armas químicas han sido usadas por Al Assad. Ellos dicen que tienen sus razones, citan a la Mosad (inteligencia israelí). Pero recordemos que en el 2003, la CIA y los servicios de inteligencia británicos decían que Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva y no era cierto. ¿Realmente es verdad que Al Assad es el culpable del uso de armas químicas?

En el conflicto sirio hay terroristas de ambos lados. Violan derechos humanos en ambos bandos. Para los rebeldes, está el frente Al Nusra, el brazo de Al Qaeda en Siria. A ellos los apoya Occidente. Estamos en un caso muy complejo donde no hay buenos ni malos. Por eso hablamos de crisis humanitaria. Entonces, un ataque al régimen de Assad sería como lo que vimos en Libia: la resolución de la ONU en Libia favoreció a los rebeldes, quienes no tenían fuerza aérea. Se eliminó ese elemento y se ayudó a la caída del régimen de Muamar Gadafi.

En el caso de Siria, es igual: el gobierno de Assad tiene ventaja, misiles, aviones, etc. El objetivo de Occidente sería golpear estas ventajas y ayudar a los rebeldes. Pero no sabemos en qué y cómo acabaría el ataque: si dura unos días, o se le va de las manos al presidente Obama. Lo más sano habría sido que el Consejo de Seguridad decida, pero está el veto de Rusia y China. Ante la ausencia del marco legal, obviamente, la intervención no es ilegítima por ser una catástrofe humanitaria. Pero no se puede dar en favor de solo una de las dos partes.

Ramiro Escobar
Internacionalista. Periodista. Catedrático UPC

La acción militar no conviene. Debemos esperar una comprobación contundente de parte de la ONU de que se ha usado este tipo de armas. Se deben agotar todos los recursos legales, diplomáticos y geopolíticos para evitar una catástrofe aun mayor. Si se salta nuevamente la legalidad internacional, como se hizo en Irán, Kosovo e Iraq, la palidez del Consejo de Seguridad y de la ONU será cada vez más grande y preocupante. Ignorarlos es perjudicial para la comunidad internacional.

Las intervenciones armadas casi nunca son una solución. Aumentan el odio, las tragedias humanitarias y hacen más vulnerable a la población. Sin embargo, hay casos en los que se torna inevitables por la fuerza de las circunstancias: recordemos a Ruanda, que no se intervino y se produjo un genocidio.

Una incursión armada de EE.UU. tiene muchos riesgos: causaría una reacción desesperada y agresiva del gobierno que podría desbordar sus fronteras. Siria está al lado de Turquía y tiene fronteras con Israel (dos países aliados de Occidente), está el Líbano, un país casi ingobernable y muy influido por Siria. Está Irán, quien se mostró resuelto a apoyar a Siria con su poderío militar. La Liga Árabe apoyaría la intervención. Por ello dudan países como el Reino Unido. El de Assad es un régimen tiránico que podría no tener escrúpulos para responder como lo hizo Saddam Hussein, que lanzó misiles a Israel en la I Guerra del Golfo.

La salida más decorosa es que el Consejo de Seguridad embargue a Siria, lo sancione, lo presione de tal manera que se vea acorralado. No ocurre porque Rusia y China vetan la decisión. Ellos también son responsables de la catástrofe humanitaria. Si las instancias mundiales no sirven para canalizar los conflictos, estamos en un enredo cada vez peor.