Bush sobre el 11-S: “Cuando llegué a la zona fue como entrar en el infierno”

El ex presidente de EE.UU. narró a National Geographic cómo vivió los atentados a las Torres Gemelas

Bush sobre el 11-S: “Cuando llegué a la zona fue como entrar en el infierno”

Ante la proximidad del décimo aniversario de los atentados del 11 de setiembre, el ex presidente de Estados Unidos, George W. Bush, contó en exclusiva para National Geographic cómo vivió los atentados a las Torres Gemelas y su experiencia personal. Esto, no solo como comandante en jefe encargado de proteger a los ciudadanos, sino también como un hombre más, preocupado por su familia durante los días de tensión que siguieron.

En el programa que se transmitirá hoy a las 8:00 p.m. (hora peruana), que incluye imágenes inéditas de los ataques, Bush también se refiere por primera vez al asesinato de Osama Bin Laden.

“El presiente Barack Obama me llamó y me contó que Osama Bin Laden había sido asesinado. Lo felicité a él y a los agentes especiales que llevaron a cabo una misión tan peligrosa… Me sentía agradecido. No sentí ningún tipo de alegría o júbilo. Experimenté una sensación de cierre. Y sentí gratitud porque se había hecho justicia”, narró según una nota de prensa de National Geographic.

COMPARTIÓ SUS TEMORES PERSONALES
Durante los dos días que duró la entrevista, el ex presidente contó su historia en primera persona. Cómo se enteró del primer ataque mientras visitaba una escuela, sus esfuerzos por comunicarse con todo un país aterrorizado y a la expectativa; las preocupaciones del Servicio Secreto por su seguridad; el flujo de información proveniente de las fuerzas militares, agencias de inteligencia y medios y su visita histórica el 14 de septiembre a la Zona Cero, en Nueva York, luego de esta catástrofe sin precedentes.

“Desde el aire parecía…una cicatriz gigantesca. Pero cuando realmente llegué a la zona, fue como entrar en el infierno”, dijo.

Bush también compartió sus temores personales, un testimonio inédito sobre cómo se sintió, no solo como presidente, sino como un hombre preocupado por su familia: “Una de mis preocupaciones, como la de otros muchos, fue ‘¿Estará bien mi mujer? ¿Laura estará bien? Y mi segunda preocupación fue ¿Estarán bien nuestras hijas?”.

“Al final, el 11 de septiembre será un día en el calendario, será como el día de Pearl Harbor. Pero para aquellos que lo vivimos, será un día que no olvidaremos jamás”, concluyó.