Calor en Argentina: declaran alerta roja en Rosario y naranja en Buenos Aires

La capital podría llegar a los 39 grados. Las elevadas temperaturas provocaron nuevo récord de consumo eléctrico

Calor en Argentina: declaran alerta roja en Rosario y naranja en Buenos Aires

Sofocante. El calor en Argentina continúa incrementándose, lo que provoca un elevado consumo de fluido eléctrico para mantener operativos los sistemas de aire acondicionado y ventiladores.

El lunes se batió un nuevo récord en la demanda de energía (de 23.433 vatios registrado el martes 17, se llegó a 23.793), indicó el Ministerio de Planificación a través de un comunicado.

Las agobiantes temperaturas incomodan sobre todo a los habitantes de Rosario y Buenos Aires. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) ha declarado alertas máximas en ambas ciudades: en Rosario se espera que mañana la temperatura máxima llegué a los 39 grados, por lo que se le ha declarado en alerta roja; mientras que Buenos Aires podría llegar a 37 grados, por lo que se encuentra en una estadio naranja (previa a la roja), indicó TN.com.ar.

Otra ciudad también impactada por la ola de calor es Paraná donde se batió otro récord histórico que superó a la ola de calor de 1982. En ese año, los habitantes de la provincia de Entre Ríos atravesó siete días con altas temperaturas, este año ya superan su octavo día.

El SMN ha proyecto que Paraná podría llegar a una temperatura máxima de 41 grados el jueves, un día después de Navidad.

Los registros del Servicio Meteorológico Nacional reportan las altas temperaturas desde el 11 de diciembre. De acuerdo a la entidad, la zona central es la más afectada del país, lo que incluye el sur de Córdoba, el sur de Santa Fe, de Entre Ríos, gran parte de la provincia de Buenos Aires y La Pampa, el este de Mendoza, el este de Neuquén y Río Negro, informó el diario “El Clarín” en su versión online.

Un último informe oficial del SMN reveló que las altas temperaturas se deben “principalmente al predominio de altas presiones en niveles medios y altos de la atmósfera –llamado *‘bloqueo atmosférico’*–, lo que impide el avance de masas de aire más frías desde el sur”.