Canciller colombiano consideró que altercado entre Chávez y Uribe dejó resultados positivos

El “vete al carajo” del venezolano a su par colombiano fue visto como “algo anecdótico” por Jaime Bermúdez

El canciller colombiano, Jaime Bermúdez, consideró hoy que el altercado entre los presidentes de Colombia, Álvaro Uribe, y Venezuela, Hugo Chávez, es algo anecdótico y lo importante es la creación de un mecanismo de discusión con la ayuda de varios países del Grupo de Río.

Uribe y Chávez protagonizaron este lunes una fuerte discusión durante el almuerzo de presidentes de la Cumbre del Grupo de Río que se celebra en Playa del Carmen (México) ayer y hoy.

El motivo fue que Uribe comparó la congelación de las relaciones comerciales con Colombia decidida por Chávez en 2009 con el bloqueo que Estados Unidos mantiene sobre Cuba.

SEA VARÓN”, RESPONDIÓ URIBE AL “VETE AL CARAJO
En lo más fuerte de la discusión el jefe de Estado colombiano le dijo a Chávez: “sea varón y quédese aquí y hablemos de frente, porque usted a veces insulta en la distancia”. El presidente venezolano contestó a Uribe con un “vete al carajo”, según dijeron los asistentes.

Fue “un debate muy álgido que a la postre terminó con una conclusión muy positiva, y es un grupo de trabajo en el Grupo de Río para ver cómo se organiza este diálogo entre Colombia y Venezuela para resolver los temas de fondo”, dijo el canciller colombiano.

Bermúdez calificó como “anecdótico” el altercado e indicó que lo importante es haber encontrado una solución a los problemas que atraviesan los dos países vecinos desde el pasado agosto, cuando Chávez congeló las relaciones comerciales y diplomáticas por un acuerdo militar firmado entre Colombia y Estados Unidos.

“HA SIDO ANECDÓTICO
El funcionario afirmó que en la cumbre del Grupo de Rio se logró una “conclusión muy importante” que es lo que ha querido el Gobierno de Colombia: “tener una interlocución directa, pero tocar los temas de fondo sobre la base de respeto y sin que se afecte la dignidad nacional”.

El canciller agregó que el presidente Uribe le confirmó que hubo una discusión “muy álgida” en la que había hablado con “mucha vehemencia”, pero el ministro colombiano cree que lo importante son las discusiones de fondo y “lo demás puede ser anecdótico”.

“Lo que cuenta es la decisión de fondo, hay un mecanismo para trabajar los temas entre Colombia y Venezuela, y a Colombia le interesa porque queremos hablar de verdad sobre los temas graves que están ocurriendo y poderlo tramitar directamente”.

NUEVO GRUPO DE TRABAJO
Bermúdez recordó además que el compromiso alcanzado incluye dos temas fundamentalmente: los dos gobiernos se comprometen a no hacer declaraciones que puedan ser consideradas ofensivas por el otro país y la creación de un grupo de trabajo que definirá como se avanza sin que haya temas vedados.

El presidente cubano, Raúl Castro, y el mexicano, Felipe Calderón, tuvieron que mediar entre los mandatarios colombiano y venezolano para poner fin a la discusión.